Blaues Pferd I
'Caballo azul I' (1911) de Fraz Marc, fundador de 'El Jinete Azul' Franz Marc - Städtische Galerie im Lenbachhaus und Kunstbau, München

Creían en un código de colores vivos que no necesitaba corresponderse a los dictados de la pintura figurativa. A pesar de la corta vida del grupo artístico, Der Blaue Reiter (El jinete azul)  transformó de 1911 a 1913 la trayectoria del expresionismo alemán.

Sus fundadores —Franz Marc y Vasily Kandinsky— y miembros (August Macke, Paul Klee, Alekséi von Jawlensky, Gabriele Münter, Marianne von Werefkin...) avanzaban hacia una abstracción que revestían de espiritualidad y cada pintura era una asociación simbólica y mística con la realidad. La I Guerra Mundial terminó con la ensoñación: Macke y Marc murieron en combate, Kandinsky y Jawlensky tuvieron que huir a su Rusia natal, el movimiento quedó dividido y diluido. De no ser por Gabriele Münter, que escondió en su casa muchas de las obras del grupo —consideradas "degeneradas" por los nazis en la II Guerra Mundial— la mayoría no hubieran llegado a nuestros días.

Después de someterse durante cuatro años a una profunda remodelación y ampliación diseñada por el arquitecto Norman Foster, el Museo Lenbachhaus de Múnich (Alemania) reabre sus puertas y presenta su rica colección permanente —la más numerosa del mundo sobre todo gracias a las donaciones de Münter— del movimiento artístico Der Blaue Reiter (El Jinete Azul).

Los caballos azules de Marc y las improvisaciones de Kandinsky

En el edificio original, el centro exhibe ahora los trabajos tempranos de Kandinsky y Münter (que fueron pareja durante 14 años) y una selección del art nouveau muniqués previo a la explosión expresionista. La majestuosa parte nueva del museo comienza con los populares paisajes de la ciudad alemana de Murnau que Kandinsky, Münter y Jawlensky crearon entre 1908 y 1909.

El centro dedica una gran sala al camino de Kandinsky hacia la abstracciónEs en el edificio moderno de Foster donde se reúnen las piezas más representativas del Jinete Azul. Obras como Mujer pensativa (1917) de Münter, Caballo azul I y Tigre (1912) de Marc, Parque zoológico (1912) de Macke, Retrato del bailarín Alexander Sacharoff (1909) de Jawlensky, Impresión III (Concierto) (1911) de Kandinsky...

Del artista y teórico ruso el Lenbachhaus expone en una de sus salas más nobles los ejemplos más brillantes realizados entre 1911 y 1914. San Jorge III, Improvisación 19Improvisación 26 (Remando) y Estudios para composición VII ilustran el despegue de Kandinsky hacia la abstracción. Las obras realizadas en los años veinte permiten al espectador seguir la progresión, cuando el autor ya era maestro de la escuela de diseño Bauhaus.