Madrid Arena
Panorámica del Madrid Arena un día antes de su reapertura en 2013 tras las muertes del 1 de noviembre de 2012. JORGE PARÍS

El Madrid Arena reabre este miércoles. Cuando falta una semana para que se cumplan seis meses de la fiesta de Halloween a raíz de la que murieron las adolescentes Katia Esteban, Rocío Oña, Cristina Arce, Belén Langdon y María Teresa Alonso, el Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a alquilarlo para que una empresa privada celebre un encuentro sectorial enfocado en la construcción.

La afluencia estimada durante los dos días que durará la feria es de más de 5.000 personas. En ese espacio de tiempo, el pabellón multiusos acogerá a 120 proveedores que trabajarán ininterrumpidamente de 9.00 a 19.00 horas. Las puertas no están abiertas al público general.

La sensación de "morbo" y curiosidad predomina entre los participantes en la feria consultados por 20minutos.

Los promotores son gente muy seria, pero el lugar sí que nos da reparo"No queremos pensarlo mucho, pero es inevitable pensar en lo que ocurrió. Cuando recibimos la invitación y vimos dónde iba a celebrarse la feria, nos preguntamos qué estaba buscando el organizador. ¿Más repercusión?", confiesa una directiva de una empresa dedicada al yeso.

"Las instalaciones no tienen nada raro que recuerde el suceso. Tampoco hay un ambiente extraño, pero claro que lo hemos comentado", añaden desde una firma de herramientas. "Nos fiamos de los promotores. Son gente muy seria, aunque el lugar sí nos da un poco de reparo ", coinciden los empleados de otras dos empresas del sector.

A pesar de ser una instalación pública, el Ayuntamiento se niega a revelar por cuánto ha arrendado el espacio o si ha rebajado sus tarifas habituales para lograr atraer de nuevo a los clientes. Fuentes conocedoras de la negociación aseguran que, esta vez, ha endurecido los requisitos de contratación.

El edificio sigue igual

En total, el Consistorio afirma haberse gastado 62.000 euros en la subsanación de "deficiencias, incidencias y anomalías" detectadas en las revisiones realizadas. Sin embargo, oculta cuáles eran esos problemas, su gravedad o cómo se han arreglado. También ha sido necesario invertir 11.000 euros en mantenimiento y 43.947 euros en reparaciones de los desperfectos que se ocasionaron durante la fiesta del pasado Halloween (cristales, puertas, baños rotos...).

Madrid Espacios y Congresos intentó obtener la licencia de funcionamiento del Madrid Arena, sin conseguirloTrabajadores del Madrid Arena explicaron a este diario que las principales mejoras se han realizado en los sistemas de extinción de incendios. Además de detectores, se han arreglado o sustituido hasta tres de los motores que ayudan a desplegar las cortinas de sectorización de humos, así como uno de los propios paños, que presentaba daños considerables.

En cambio, no se ha realizado ninguna reforma estructural, a pesar de que un informe municipal de 2010 aseguraba que el pabellón adolece de importantes deficiencias de seguridad. Entre ellas están la falta de capacidad de los mismos pasillos de evacuación donde se produjo la avalancha mortal del 1 de noviembre o la presencia de materiales que acelerarían la combustión en caso de incendio.

Este documento también menciona faltas graves como que el despliegue de gradas tapa la mayor parte de las salidas de emergencia o que los camiones de bomberos carecen de accesos a la zona interior. Además, el Madrid Arena funciona sin licencia, como denunció el Sindicato Unificado de Policía (SUP).

El departamento de Urbanismo se excusa en que la infraestructura tiene permiso de obra por el hecho de ser una construcción municipal y en que no necesita permiso de funcionamiento. A pesar de ello, Madrid Espacios y Congresos —la empresa pública que gestiona el Madrid Arena— intentó obtenerlo en 2009, siéndole denegado. Urbanismo también defiende que el multiusos cumple con el Código Técnico de Edificación del año en que se construyó, 2001, y que no está obligado a adaptarse al que está vigente, aprobado en 2006.

"Nadie asume la responsabilidad"

No opinan lo mismo los abogados y las familias de las víctimas. Tania Esteban, cuya hermana falleció en el pasillo donde se produjo la montonera de cuerpos, admite que el pabellón no puede permanecer cerrado "toda la vida". "Lo que no entiendo es que, mientras, todo el mundo esté echando balones fuera y nadie asuma la responsabilidad de lo que pasó", critica.

Isabel de la Fuente, madre de Cristina Arce, es mucho más contundente: "Nos parece una falta respeto. Podrían haber esperado a que acabe la instrucción al menos, pero hemos topado con gente sin vergüenza. Madrid Espacios y Congresos está casi en quiebra y, si tiene que pasar por encima de donde murió mi hija para sacar dinero, lo hace".

18 imputados

A día de hoy, el caso Madrid Arena se ha cobrado el puesto de tres concejales: Pedro Calvo (Economía), Miguel Ángel Villanueva (vicealcalde, amigo del promotor de la fiesta) y Antonio de Guindos (Seguridad). Otra media docena de cargos de confianza de Madrid Espacios y Congresos han sido destituidos y la dirección de la empresa, renovada. Los nuevos gestores pretenden aplicar un ERE para despedir a 38 trabajadores, paso previo a la privatización de la gestión del ente, que administra los pabellones de congresos y recintos deportivos multiusos.

El principal imputado, Miguel Ángel Flores, eludió la prisión preventiva al pagar la fianzaSegún el equipo de Ana Botella, la empresa pública que Gallardón utilizó como sucursal bancaria ya no es rentable. La realidad es que Botella ha dado orden de desprenderse de este apéndice en un intento de hacer olvidar lo ocurrido.

En el plano judicial, la instrucción continúa. El juez ha tomado declaración como imputados a 17 personas, incluidos los exediles de Seguridad (Antonio de Guindos), coordinación de Emergencias (Fátima Núñez) y el jefe de la Policía Municipal (Emilio Monteagudo). Todos han culpado a sus subordinados, a terceros, o al promotor de la fiesta fatídica, Miguel Ángel Flores.

Ninguno de los encausados cumple prisión preventiva por las muertes. Tampoco Flores, que eludió la cárcel tras abonar una fianza de 200.000 euros. Otro empresario de la noche madrileña avaló su salida del calabozo con sus propiedades. Según el recuento de entradas, el organizador metió en el Madrid Arena a 16.791 personas, cuando el aforo máximo autorizado era de 10.650.

Fiesta en el Palacio de Congresos

Además del Madrid Arena, este miércoles también tendrá lugar la reapertura del Palacio de Congresos del Campo de las Naciones, también propiedad del Ayuntamiento. Botella ordenó su cierre y el del Pabellón de Cristal a raíz de un informe sobre su estado que el Consistorio se niega a hacer público a pesar de las promesas de transparencia de la alcaldesa.

Será la propia dirigente quien lo reinaugure. Para ello se ha organizado una visita y un cóctel al que están invitadas empresas que trabajan habitualmente con el Ayuntamiento y que habían alquilado el espacio en el pasado.

Si en el Madrid Arena se han invertido 63.000 euros, el gasto en el Palacio de Congresos  ha ascendido a 911.497,91 euros. Con este dinero se han sustituido la central de incendios y los detectores de humo. También han sido revisadas las luces de emergencia y la megafonía de alarma, así como todas las puertas de emergencia.

Consulta aquí más noticias de Madrid.