Blancanieves
Maribel Verdú,  la madrasta de 'Blancanieves'. Arcadia Motion Pictures y Noodles Productions

Haciendo poco ruido y exhibiéndose en sólo 14 salas. Así se estrenaba el pasado 29 de marzo en Estados Unidos Blancanieves, la película muda y en blanco y negro dirigida por el vasco Pablo Berger. Una propuesta minoritaria también para el público de allí, pero que no ha pasado desapercibida por buena parte de la crítica especializada norteamericana.

Protagonizada por Maribel Verdú, Macarena García y la joven Sofía Oria, la propuesta de Berger está cosechando grandes elogios y, de momento, obtiene una media de 80 puntos sobre 100 entre las distintas valoraciones de la crítica que recoge el portal Metacritic. La mayoría destaca su arriesgada y acertada estética visual.

La película de Berger prácticamente no ha tenido críticas negativas "The Artist ganó el Oscar a la mejor película, y la película en parte muda Tabu se ganó múltiples entusiasmos, pero Blancanieves de Pablo Berger es la más pura y la más valiente reimaginación del cine mudo", escribe Farran Smith Nehme para el New York Times otorgándole además la máxima puntuación, de 100 puntos.

De "espectacular" versión de la mitología de Blancanieves la califica Joe Morgenstern en el Wall Street Journal, y la puntúa con un 90. Mientras que Gabe Toro para The Playlist rinde sobre todo admiración a la interpretación de Maribel Verdú llegando a asegurar que "sólo para ver la actuación de la estrella de Y tu mamá también vale la pena comprar la entrada". Su nota, un 83.

Son algunos de los ejemplos más entusiastas, aunque tampoco falta algún comentario negativo —el único hasta ahora de los recopilados en Metacritic— como el de Nick McCarthy para Slant Magazine: "Tan bonita como poco sorprendente, Blancanieves carece severamente de expresión". Aún así le otorga 50 puntos. Un aprobado.

La buena racha continúa en otra conocida web estadounidense, la de Rotten Tomatoes donde alcanza nada menos que una media de 94 puntos  sobre 100. Pese a ello, cabe recordar que no acabó siendo seleccionada por la Academia de Hollywood entre las 5 finalistas a la mejor producción de habla no inglesa en la pasada edición de los Oscar.

Por otro lado, su impacto comercial en los cines ha sido mucho más limitado. En esas 14 pantallas lleva recaudados algo más de 72.000 dólares —unos 55.000 euros—.

Se situó en el puesto número 55 de las películas más taquilleras en Estados Unidos el pasado fin de semana, pero incrementó en un 36,5 por ciento su recaudación respecto al fin de semana anterior, el de su debut. La media de recaudación fue de 2.464 dólares, cifra que la colocaría en el número 21 en cuanto a asistencia por sala.

'Lo imposible' también gustó

De entre las producciones españolas del pasado año, mientras Lo imposible de Juan Antonio Bayona batía en nuestras salas récords de taquilla, esta peculiar revisitación del popular cuento de los hermanos Grimm, ambientada en la España más cañí de los años 20, se iba convirtiendo en la más premiada de la temporada. Una excelente acogida para éste, el segundo largometraje de Pablo Berger —del mismo modo que curiosamente Lo Imposible también era el segundo para Bayona—, que culminó con 10 premios Goya incluyendo el de mejor película.

En cuanto a Lo imposible, otra de las producciones españolas estrenadas recientemente en Estados Unidos, se acerca a los 19 millones de dólares ingresados a lo largo de 16 semanas en el mercado norteamericano. Con ella, la actriz Naomi Watts logró su segunda nominación al Oscar, y la valoración media de la crítica en Metacritic se ha situado en 73 puntos y en 81 en Rotten Tomatoes.