Los ERE en grandes empresas en el primer trimestre de 2013 alcanzan ya los 38.000 despidos

  • Compañías como FCC, Iberia, Orizonia o Vodafone han anunciado en este inicio de año su intención de prescindir de una gran parte de su plantilla. 
  • Caixabank se ha unido a la sangría en el sector financiero, donde los sindicatos han estimado que la destrucción de empleo podría afectar a 22.600 personas.
  • Los ERE aumentaron en 2012 un 56,3%, hasta los 33.075.
Trabajadores de Iberia se concentran frente a la sede central de la aerolínea, en Madrid.
Trabajadores de Iberia se concentran frente a la sede central de la aerolínea, en Madrid.
EFE

Aún no se ha cumplido el primer cuatrimestre del año y las perspectivas de destrucción de empleo en las grandes empresas que operan en España son desalentadoras.

En los primeros tres meses de 2013, más de una treintena de firmas han anunciado su intención de aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), lo que supondría la pérdida de unos 38.000 puestos de trabajo, según los cálculos elaborados por20 minutosy los datos publicados por los sindicatos.

En una coyuntura económica muy delicada para el sector público por los continuos recortes, una buena parte de los ERE previstos para 2013 se producirán en la Administración local, autonómica y estatal.

Es el caso del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz), que pretende llevar a cabo el despido de 260 empleados. De momento, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha frenado la iniciativa declarando improcedente el despido. Ahora, el consistorio del PP tendrá que readmitir, algo a lo que se niega, o indemnizar con 45 días por año a los afectados.

El sector de las infraestructuras será uno de los más perjudicados en la Administración. Así, el gestor aeroportuario Aena aprobó una reducción de su plantilla de unas 1.600 personas, mientras que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) prevé despedir a otras 310.

Además, la empresa de ingeniería Ineco, dependiente del Ministerio de Fomento, presentó un expediente para eliminar otros 500 puestos de trabajo. En Paradores de Turismo, por su parte, la dirección propone echar a 350 trabajadores para reducir costes.

Fuera de lo público, una de las compañías españolas más importante en el sector de la construcción, FCC, realizará un ERE que afectará a 1.143 trabajadores. La empresa presidida por Esther Alcocer Koplowitz dejará de esta forma en la calle al 17,5% de su plantilla de la división de construcción.

Turismo: casi 3.000 despidos

El sector turístico, principal motor de la economía española y que representa el 10,2% del Producto Interior Bruto (PIB) y el 11,5% del empleo, según datos de la OCDE, también se verá muy afectado. El grupo turístico Orizonia precindirá de 2.347 trabajodores, mientras que la cadena hotelera NH prevé despedir a 646 personas.

Las televisiones públicas también sufrirán fuertes recortes: Telemadrid ha propuesto el despido de 861 empleados; por su parte, la Radiotelevisión valenciana (RTVV) espera reducir su equipo humano en casi 1.200 trabajadores. Uno de los mayores ERE de la historia española se llevará a cabo en la aerolínea Iberia —participada mayoritariamente por el Estado pero controlada por Brittish Airways—, que prevé despedir a 3.141 personas si finalmente se acepta la propuesta del mediador, el catedrático Gregorio Tudela.

En el sector armamentístico, la empresa Santa Bárbara, que fuera propiedad del Estado (ahora en manos estadounidenses), mandará al paro a 690 empleados. Las empresas relacionadas con las telecomunicaciones prevén deshacerse de 870 personas entre Vodafone España (620) y la compañía sueca Ericsson (250).

Caixabank se une a la sangría en bancos y cajas

La reestructuración del sistema financiero español y las ayudas puestas a su disposición por el eurogrupo han forzado a la mayoría de bancos y cajas a presentar planes de reducción de plantilla. Los sindicatos estiman que la destrucción de empleo en este sector podría afectar a 22.600 personas.

La última entidad financiera en aplicar un ERE ha sido Caixabank. El banco con sede Barcelona, que hace un año adquirió Banca Cívica, prescindirá de 2.600 empleados.

El mayor recorte se plantea en BFA-Bankia, donde la dirección presentó un plan para eliminar entre 5.000 y 6.000 empleos. Otra de las nacionalizadas, Novagalicia, espera despedir este año a 930 trabajadores, que llegarán a 2.500 en tres años.

También en Banco de Valencia se ha anunciado un segundo ERE que afectaría a casi 890 trabajadores. Caja3 (592 bajas), BBVA-Unnim (1.200), Sabadell-CAM (1.200)... la lista de bancos y cajas que planean despidos es extensa. Incluso la primera entidad del país (Banco Santander) presentó tras su fusión con Banesto un plan para eliminar duplicidades que podría suponer 4.000 puestos de trabajo menos, según los sindicatos.

Un 56% más que en 2012

Los ERE afectarán a prácticamente todos los sectores. Así, Isofotón echará a 380 empleados, Ercros a 97, Derbi a 98, Pikolin a 45 y Parque Warner a 68. Además, Suzuki cerrará su planta en Gijón (Asturias) con 200 empleados, al igual que Roca, que si clausurase su factoría en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) supondría el despido de 228 trabajadores. En Vitoria, la vidriera Guardian espera reducir su plantilla en 139 personas, mientras que Acciona y Amper acordaron sendos recortes de 200 empleados.

Los ERE autorizados en 2012 por las autoridades laborales o comunicados a las mismas aumentaron un 56,3%, hasta los 33.075, mientras que el número de trabajadores afectados por medidas colectivas de extinción, suspensión y reducción de jornada se situó en 451.893, lo que supone un incremento del 31,5% sobre el año anterior, según los datos del Boletín de Estadísticas Laborales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

El año pasado se registraron 5.237 ERE de despido (un 21% más), frente a 15.216 de reducción (un 45% más) y 12.622 de reducción de jornada (96% más). El 91,11% de los expedientes fueron pactados, frente al 8,89% de no pactados, en línea con el ejercicio anterior.

Los ERE en los que se alegaron causas económicas (problemas de tesorería o financiación, restricción de contratos, quiebra, deudas o suspensión de pagos, baja productividad o aplicación de medidas económicas) casi se duplicaron en 2012, al pasar de 12.568 en 2011 a 24.257 el año pasado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento