Cristina Fernández califica el referéndum en las Malvinas de "reunión de okupas"

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.
Lorenzo Tarditti / EFE

La presidenta argentina, Cristina Fernández, calificó este martes  la consulta en la que el 99,8 % de los malvinenses dijo "sí" a continuar como territorio dependiente del Reino Unido de "parodia de referendo" y de especie de "reunión de consorcio" (comunidad de vecinos) de "okupas" que decidían si seguían o no ocupando el edificio "ilegalmente".

"El resultado era cantado", afirmó.

La presidenta destacó además la importancia de la posición adoptada por los Estados Unidos en relación a la cuestión de las islas Malvinas después de que Washington reconociera la existencia de un conflicto de soberanía e invitara a Argentina y el Reino Unido a dialogar.

"Esto lo está diciendo el principal aliado del Reino Unido. Lo considero una postura muy importante porque es lo que estamos reclamando", dijo Fernández en un acto en la sede del Ejecutivo argentino.

La mandataria recordó que el Gobierno de Estados Unidos reconoció este martes la existencia de un conflicto de soberanía en torno a las islas, bajo dominación británica desde 1833, y pidió a Argentina y al Reino Unido "cooperar" para lograr una "resolución pacífica" del conflicto.

Fernández destacó las declaraciones de la portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Victoria Nuland, quien dijo que Washington reconoce "la administración de facto del Reino Unido de las islas".

Nuland dijo en rueda de prensa que el referendo no cambia la postura de Estados Unidos respecto a la cuestión Malvinas y alentó a las partes a resolver la disputa por la vía diplomática del diálogo.

"Diálogo, diálogo, diálogo. Es lo que vinimos reclamando insistentemente los argentinos", sostuvo Fernández.

No quieren ser gobernados por Argentina

Los legisladores de las islas dejaron claro este martes en una declaración ante la prensa que no quieren "ser gobernados por Buenos Aires" y pidieron a Argentina que respete su decisión.

El referendo fue convocado por el Gobierno local el año pasado en respuesta a la reclamación argentina sobre la soberanía de las islas, pero para Buenos Aires la consulta carece de validez legal para el derecho internacional.

"Quiero reafirmar una vez más nuestra vocación al diálogo, nuestro cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, que es el único camino para lograr una solución que contemple también el interés de quienes viven en las islas", dijo Fernández.

La mandataria agradeció por otra parte la posición única de todo el arco político argentino respecto a esta cuestión. Precisamente, parlamentarios oficialistas y opositores de Argentina tratarán este miércoles en las dos cámaras del Congreso proyectos de declaración para rechazara el referendo celebrado en Malvinas.

Tanto el Senado como la Cámara de Diputados debatirán el asunto en sesiones especiales convocadas para este miércoles.

El conflicto bélico que enfrentó a Argentina y el Reino Unido por la posesión de las islas del Atlántico Sur empezó el 2 de abril de 1982, cuando los militares argentinos ocuparon las Malvinas, y terminó el 14 de junio de ese año con la rendición argentina.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento