Críticas y muestras de apoyo a Beatriz Talegón tras su discurso

Beatriz Talegón, secretaria general de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas.
Beatriz Talegón, secretaria general de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas.
Antena 3 / EP

"No me he sentado en mi vida en primera clase". Así de tajante es la joven del PSOE Beatriz Talegón, famosa estos días por abroncar a los dirigentes de la Internacional Socialista (IS) y cuya dimisión han pedido algunos compañeros que la acusan de cobrar un "elevado salario" y de viajar en "business".

Talegón ha rebatido las críticas que ha recibido de dos dirigentes provinciales de Juventudes Socialistas y ha justificado la intervención que realizó el pasado 5 en Cascais (Portugal) y que la ha convertido en una "heroína" en las redes sociales.

Aunque sus palabras han sido aplaudidas por casi todos los socialistas de todas las edades, los secretarios provinciales de los jóvenes del PSOE de Guadalajara y Mallorca y otro militante de la organización juvenil han pedido su dimisión por considerar que ella "no es la persona adecuada para lanzar este mensaje".

En un carta firmada por el responsable de las Juventudes Socialistas en Guadalajara, Rubén García, el de Mallorca, Antonio Bujosa, y el militante Mikel Zabala, dicen estar "profundamente de acuerdo" en el fondo de esa crítica, pues "se han cometido y se siguen cometiendo errores", pero consideran que ella "no es la persona adecuada" para lanzar este mensaje.

Afirman al respecto que Talegón no puede hablar de que los jóvenes de la Internacional Socialista no tienen apoyo financiero cuando su "gran salario" está "muy por encima de las posibilidades de cualquier joven en el mundo". También cuestionan su idoneidad para hablar "de puesto a dedo", cuando ella, pese a tener menos de 30 años, suma en su haber "varios de ellos".

Los firmantes de la carta exponen que, como dijo ella, los hoteles de cinco estrellas no son el mejor escenario para resolver los problemas, pero añaden: "tampoco lo es viajar en business y cobrar por ello, ostentando un cargo internacional y antes europeo". Insisten en que su carta no es una crítica al contenido del discurso, sino un mensaje de que "quien no predica con el ejemplo no puede dar lecciones aprovechando la falta de conocimiento del resto sobre uno mismo".

"Quien no predica con el ejemplo no puede dar lecciones"

Afirman que ellos hacen trabajo de calle, recogen firmas, hacen campañas, convocan protestas, están presentes en ámbitos educativos, sanitarios y sociales y en las campañas electorales se manchan las manos con la cola de los carteles, y lo hacen poniendo dinero de su bolsillo, sin una "remuneración (alta)" como la de Talegón. Por ello, le piden que sea "congruente" con su discurso y que dimita.

Talegón ha lamentado que esos compañeros suyos hayan ido más allá de las críticas para entrar en "ataques personales" que "además no son ciertos" y ha aclarado que nunca ha viajado en primera clase y que su salario no es ni mucho menos tan alto como aseguran, ya que, según ha dicho, cobra 1.500 euros después de impuestos.

Se defiende asimismo esgrimiendo su currículum, en el que consta que habla tres idiomas y que lleva trabajando desde los 16 años, incluso en la empresa privada, así como de concejala en Cabanillas del Campo (Guadalajara) o como asesora de la Oficina de la Junta de Comunidades en Bruselas.

"Me da pena la gente que tergiversa los hechos de una forma tan fea intentando atacar a un compañero, sobre todo cuando me resulta tan fácil rebatirlo", ha zanjado. En cuanto a su discurso en Cascais, ha explicado que su propósito era "remover conciencias" y trasladar ante el Consejo de la IS un mensaje que "está en la calle".

Convencida de que esa bronca "ha surtido efecto", Talegón ha indicado que ese mismo día los dirigentes de la Internacional Socialista ya se sentaron con los jóvenes para escuchar sus propuestas y sus quejas. "De momento la cosa va bien. Ahora tenemos que ponernos a trabajar en serio", ha resumido.

Felicitaciones por parte de líderes socialistas

Sin embargo, esta joven socialista también ha recibido llamadas de apoyo de la dirección del partido, aunque ha aclarado que no fueron del secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ni de la vicesecretaria general, Elena Valenciano. "Pero el teléfono ha ardido", ha declarado.

"El tono ha sido excelente, no he recibido ninguna crítica. De hecho, ante la carta de ayer, el partido ha dado la cara, el secretario general de Guadalajara se ha comprometido a hablar con los compañeros para explicarles que así no funcionamos", ha destacado.

"No he recibido más que arropo y palabras de cariño", ha insistido Talegón, antes de recordar que ese apoyo lo han expresado en público la portavoz y el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez y Eduardo Madina, respectivamente, y el secretario general del PSE-EE-PSOE, Patxi López. "Otros lo han dicho en privado", ha agregado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento