Diego Torres
El exsocio de Iñaki Urdangarin en el Instituto Nóos Diego Torres (c), y su esposa, Ana María Tejeiro, junto a su abogado, Manuel González, en una imagen de archivo. Montserrat T. Díez / EFE

Las autoridades de Luxemburgo, un país considerado paraíso fiscal, han bloqueado 900.000 euros en depósitos pertenecientes a Diego Torres y a su mujer. La inmovilización de esta cantidad se hace a petición del juez de Palma de Mallorca José Castro, magistrado que investiga por corrupción al yerno del rey, Iñaki Urdangarin, y a Diego Torres, socio de este en la Fundación Nóos.

Según informa el diario El País, esta cantidad se conrresponde con fondos supuestamente evadidos al fisco español. Ese dinero, especifica un informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la policía (UDEF) de la Policía Nacional, formaría parte de las cantidades que Urdangarin y Torres se habrían embolsado de forma irregular.

La secretaria personal de Urdangarin aseguró que este le dictó los datos de una cuenta en SuizaEl dinero provendría de los contratos que firmó Nóos con los gobiernos regionales de Baleares y Valencia (presididos por el PP), entre otros.

Tras recibir el informe de la UDEF, Castro envió un requerimiento a las autoridades de Luxemburgo para que procediesen a bloquear el dinero, petición que ha sido aceptada, según figura en la parte del sumario de la que el magistrado ha levantado el secreto.

No es la única cuenta de la que se espera obtener datos. Castro aguarda la respuesta a la comisión rogatoria enviada a Suiza, otro paraíso fiscal, después de que la secretaria personal del marido de la infanta Cristina, Julita Cuquerella, asegurase que el Duque de Palma le dictó los datos de una cuenta en ese país.

Otra comisión rogatoria enviada a Andorra dio pistas a los investigadores sobre al menos otros 400.000 euros evadidos.

Urdangarin negó su implicación

Los datos serán comparados con el informe solicitado a la Agencia Tributaria sobre los ingresos que Urdangarin y Torres habrían percibido a través del Instituto Nóos. El juez llamará a declarar de nuevo a los dos imputados si los datos no coinciden para aclarar cómo llegó el dinero a sus manos y cuál ha sido su destino.

Urdangarin se ha desvinculado de las facturas y las empresas pantalla y testaferros utilizadas en el exterior para, sepuestamente, sacar el dinero de España. En su lugar, descargó las responsabilidades en su socio.