Un día después de que la dirección federal del PSOE anunciara que no tiene previsto adelantar las primarias del partido, la exministra Carme Chacón ha advertido de que el socialismo no puede dar la impresión de que "se da todo el tiempo del mundo" en medio de "tanta destrucción y sufrimiento acelerado"; mucha gente "no tiene" ese tiempo, ha añadido.

Así lo ha asegurado durante su presentación del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, en un desayuno informativo en Madrid, en el que además ha dicho que no se puede esperar a ver qué ocurre en las elecciones alemanas del próximo año, sino que "más allá de los deseos de la victoria" del SPD, es necesario "buscar fórmulas de ser relevantes para el destino de España sin ser alemanes".

En este sentido, ha manifestado que hay "cosas relevantes" que hacer frente a la política que está llevando a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy porque, según ha avisado, "nos equivocamos si pensamos que la derecha sólo hace recortes", sino que éstos son "sólo una parte de la política de la derecha".

"Convertir en mercancías la sanidad, la educación, la justicia es una apuesta política dura, como lo es alentar el conflicto territorial y lingüístico, como lo es volver a la religión obligatoria en las aulas, como es perseguir a las mujeres que abortan", ha manifestado.

"En nuestro país nunca se ha destruido tanto en tan poco tiempo ni en tan poco tiempo se ha causado tanto dolor ni tanto sufrimiento. La historia se ha acelerado: hoy un año equivale a lustros de otras épocas", ha añadido.

Después, Chacón ha ensalzado al alcalde de Zaragoza porque considera que "no se resigna, tiene ideas y las pone sobre la mesa", algo que, a su juicio, "es de agradecer", por lo que le ha dado las gracias.

Una vez que el regidor zaragozano ha tomado la palabra, ha agradecido las palabras que le ha dedicado la exministra, sobre la que ha dicho que "llegará a ser, podrá ser, por qué no, presidenta del Gobierno". Al ser preguntado después, ha asegurado que ve a Chacón como alternativa" al actual secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.