Comisión de investigación del Madrid Arena
Comisión de investigación del Madrid Arena. A la izquierda, el presidente de la misma, Pedro Corral (PP). Chema Moya / EFE

Carlos Viñals Larruga, funcionario municipal que trabajó en el equipo médico contratado por la organización de la fiesta en el Madrid Arena y cuya actuación ha puesto en duda el Samur, no se presentó este jueves ante la comisión de investigación abierta en el Ayuntamiento de Madrid.

Permaneció en su despacho en la calle de AlbarracínSu presencia abría la segunda ronda de interrogatorios a cargos municipales para tratar de esclarecer si existe alguna responsabilidad del Consistorio en la muerte de cuatro adolescentes en el pabellón municipal. Sin embargo, no apareció.

El presidente de la comisión, el concejal del PP Pedro Corral, esperó diez minutos a que Viñals apareciera, pero finalmente suspendió la sesión hasta las 10.30 horas, cuando estaba prevista la siguiente comparecencia. A esa hora, y según pudo comprobar 20minutos.es, Viñals estaba en su puesto de trabajo en las dependencias del Departamento de Salud Laboral que el Ayuntamiento tiene en la calle de Albarracín. Consultado por teléfono acerca de por qué había eludido la llamada del Ayuntamiento —institución para la que trabaja—, se limitó a contestar que no iba a hacer declaraciones sobre el caso.

A día de hoy, Viñals no está imputado en la causa, aunque los abogados de las fallecidas y la Fiscalía estudian pedírselo al juez del caso.

El Ayuntamiento le ha interrogado

Viñals es alto funcionario del Ayuntamiento de Madrid (nivel 26). Ocupa el cargo de director de programa del Departamento de Salud Laboral de la Dirección General de Seguridad, es decir, un puesto de confianza. Aunque es médico colegiado, la ley 53/1984, de 26 de diciembre, de Incompatibilidades del personal al servicio de las Administraciones Públicas le impide trabajar fuera del Ayuntamiento.

Se le ha abierto una información reservado por si incurrió en incompatibilidadLa noche del 1 de noviembre, sin embargo, asistió a su padre, el doctor Simón Viñals, exconcejal del PP y de 77 años de edad, en el Madrid Arena. Ambos, junto a dos ATS, formaban el equipo sanitario contratado por la promotora del evento, Diviertt, para la Thriller Music Park. Su labor ha sido puesta en entredicho por los técnicos del Samur, que estiman que no hicieron todo lo posible para salvar a las fallecidas.

El Ayuntamiento, según confirmó un portavoz, ha abierto una información reservada a Viñals Larruga y le ha requerido explicaciones para saber si cobró por trabajar aquella noche, lo que sería ilegal.

"No cobró"

Tanto Viñals Larruga como su padre aseguraron a este diario que el trabajo había sido "voluntario" y que el funcionario "no cobró" por ayudar a su padre, sino que le ayudó gratis porque uno de los doctores con los que pretendía contar estaba de puente y el otro tenía a su mujer de parto. Esta es la versión que ambos han trasladado al Ayuntamiento y la que Simón Viñals dio el pasado martes a los concejales que asisten a la comisión de investigación.

Las ambulancias las suministró la empresa de otro hijo de Simón ViñalsDurante esa sesión, el exconcejal del PP admitió que el dispositivo que él mismo estableció para el evento fue insuficiente, dado el número de asistentes. El mismo estaba adecuado a una previsión de asistencia de 7.000 personas. Este miércoles, el recuento de entradas arrojó que al menos 16.000 jóvenes entraron en el pabellón con entrada. El Ayuntamiento había autorizado un aforo máximo de 1600.

La actuación de Viñals padre e hijo ha sido puesta en cuestión en un informe del Samur que, según avanzó la Cadena Ser, ya está en manos del juez del caso. En ese informe, los profesionales sanitarios aseguran que las maniobras de reanimación practicadas a las víctimas se quedaron cortas y que los medios técnicos empleados por los Viñals no eran los adecuados.

Además, El Mundo ha revelado que las dos ambulancias convencionales (ninguna de soporte vital avanzado pese a que la previsión de asistencia iba a ser de miles de personas), que Viñals contrató las suministró la empresa de otro de sus hijos, Miguel.

Consulta aquí más noticias de Madrid.