Dilma Rousseff y Mariano Rajoy
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, el lunes, en el Palacio de la Moncloa. Emilio Naranjo /EFE

Este martes se cumple un año de la victoria electoral de Mariano Rajoy. La amplia mayoría absoluta (185 diputados) que obtuvo el candidato del Partido Popular le ha permitido gobernar a golpe de decreto-ley y llevar a cabo sus propuestas, pese a que ha incumplido promesas de su programa y ha adoptado algunas medidas inesperadas.

Del IVA a los altos cargos

Subida de impuestos. Aunque no viene reflejado en su programa, Rajoy negó hasta la saciedad una subida de impuestos. Sin embargo, en su primer discurso como presidente ya anunció la subida del IRPF. Sobre el IVA, que del 18 lo situó en el 21%, llegó a decir: "Es un sablazo de mal gobernante".

Fin a la deducción por vivienda. El Gobierno la ha eliminado a partir de 2013, cuando el aseguraba en su programa electoral: "Actualizaremos la deducción por adquisición de vivienda".

La sanidad ya no es universal. "Adoptaremos medidas que garanticen el acceso universal a unas prestaciones de calidad", decía el PP. La reforma sanitaria ha acabado con el sistema universal y ha vinculado el acceso a la cotización a la Seguridad Social, excluyendo así a los inmigrantes sin papeles y a los ciudadanos mayores de 26 años que no hayan cotizado.

Repago farmacéutico. La nueva medida ha obligado a los pensionistas a pagar un 10% de los medicamentos.

Los funcionarios, 'congelados' en 2013. El Gobierno ha congelado el salario de los funcionarios públicos en 2013 y este año se quedarán sin paga extra de Navidad.

Prestación por desempleo. El Gobierno ha recortado la prestación por desempleo para los nuevos receptores, que a partir de los seis meses pasarán a cobrar el 50% de la base reguladora en lugar del 60% que estaba establecido.

Estudiar una carrera es más caro. Los alumnos pagarán entre el 15 y el 25% más en la primera matrícula de las universidades públicas. Sube un 20% el máximo de alumnos por aula.

Ley de Tasas Judiciales. El Gobierno ha aprobado una ley que contempla una subida generalizada de las tasas judiciales, de entre 50 y 750 euros, para poder recurrir una resolución en los tribunales. Esto es una incongruencia con su programa, que promete un cambio de modelo en Justicia para hacerla "accesible".

Reducción de altos cargos. Prometió reducir los altos cargos pero, tal y como ya publicó 20 minutos, ha ocurrido todo lo contrario. El Estado contará en 2013 con 455 altos cargos, uno más que los que hay ahora.

"Los recortes son imprescindibles"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, habló el lunes de los recortes y admitió que "hacen daño a la gente, y son difíciles de comprender". Sin embargo, argumentó que son "imprescindibles". "«¿Qué habría pasado si no hubiéramos tomado esas medidas? No son solo para reducir el déficit, con eso no llega", zanjó. Rajoy dijo también que "lo peor ha pasado" y vaticinó un crecimiento económico para 2014.