La ONU denuncia que en el norte de Mali se venden mujeres por menos de 1.000 dólares

  • La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos alerta de una estricta aplicación de la Sharia (ley islámica).
  • La extrema violencia contra las mujeres se ha incrementado desde que grupos islámicos radicales han tomado el control de la zona.
  • El presidente galo, François Hollande, se ha mostrado dispuesto a apoyar en el Consejo de Seguridad una resolución que permita una intervención militar.
Mujeres en un mercado en Mali.
Mujeres en un mercado en Mali.
GTRES

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha denunciado que en el norte de Mali una mujer puede ser comprada por menos de 1.000 dólares. Es parte de la información sobre explotación sexual que recogió el secretario general adjunto para derechos humanos, Ivan Simonovic, durante una visita al país.

Naciones Unidas ha alertado de la extrema violencia que están experimentando las mujeres desde que grupos islámicos radicales han tomado el control de la zona.

"Las mujeres son las víctimas principales de la crisis actual y se ven afectadas de manera desproporcionada por la situación en el norte. Sus derechos humanos, sus derechos de acceso al trabajo, la educación y los servicios sociales básicos se han visto seriamente recortados", manifestó el responsable.

Desde que los grupos islámicos Ansar al Dine, Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO), y Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI), la ONU ha constatado una estricta aplicación de la Sharia (ley islámica) que afecta especialmente a las mujeres.

A la ONU le preocupan las informaciones de que se elaboran listas por parte de los grupos islámicos extremistas que controlan buena parte del norte con el nombre de mujeres que han tenido hijos fuera del matrimonio o que son solteras y están embarazadas. "Esto podría ser una indicación de que esas mujeres corren el riesgo inminente de sufrir un castigo cruel e inhumano", apuntó Simonovic, que visitó Mali durante cuatro días.

Otra conclusión de su visita es que las violaciones de los derechos humanos continúan en el norte de Malí, pero que ha habido "un cambio significativo en su carácter, prevalencia y naturaleza desde el inicio del conflicto" el pasado mes de marzo.

Según la ONU, al inicio del conflicto, cuando los tuareg del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) asumieron el control del norte hubo ejecuciones sumarias, violaciones, pillaje, desplazamiento forzado y reclutamiento de niños soldado. "Estas fueron terribles violaciones de los derechos humanos", destacó Simonovic, que explicó que el cambio detectado de los últimos meses tiene que ver con la aplicación estricta de la Sharia.

"Se están restringiendo de manera severa los derechos políticos y civiles (...) y se están aplicando de manera sistemática castigos crueles e inhumanos, incluyendo ejecuciones, mutilaciones y lapidaciones", afirmó el secretario general adjunto. En cuanto a la situación en el sur del país, la ONU denunció desapariciones forzadas y torturas de soldados y civiles que participaron en el intento de contrarrestar el golpe de Estado que depuso al presidente del país, Amadu Tumani Turé.

Hollande, a favor de una intervención

El presidente francés, François Hollande, se ha mostrado dispuesto a apoyar en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas una resolución que permita una intervención militar africana en Mali.

Hollande ha precisado que Francia apoyaría un plan "logístico", "político" y "material" en el país africano en una declaración hecha junto al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con quien se reunió en el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa. Hollande indicó, sin precisar, que en esa intervención habrá un "calendario por definir".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento