Logo de ETA en la calle
Una persona pasa junto a una pintada del logo de la banda ETA. EFE

El presunto etarra Celestino Galán Caballero, huido en 1981 después de que se desarticulara un comando de ETA, murió en Venezuela el pasado 19 de septiembre a causa de un atropello, ha informado en un comunicado el colectivo de familiares de presos de ETA Etxerat.

Galán, de 53 años y natural de Bilbao, residía en la ciudad de Valencia, en el estado Carabobo de Venezuela, y tenía un hijo de cinco años.

El presunto etarra se refugió en Venezuela después de que escapara a un operativo policial para desarticular un comando terrorista.