Antoni Gutiérrez Díaz
Antoni Gutiérrez Díaz ARCHIVO / EFE

Dado que la familia desea un funeral privado, no se prevé entierro público ni capilla ardiente, aunque el Gobierno catalán podría celebrar un acto institucional en su memoria.

Gutiérrez Díaz, que tenía 77 años, sufrió una parada cardiorrespiratoria el pasado 30 de septiembre mientras se encontraba en Santiago, adonde había acudido para pronunciar una conferencia, y fue ingresado inicialmente en la UCI el Hospital de Conxo.

Una vez estabilizadas las constantes vitales, "el Guti" fue trasladado ayer a Terrassa a petición de la familia, donde le constataron una encefalopatía postanóxica con pronóstico muy grave.

El pasado 3 de octubre, el Gobierno catalán otorgó la Medalla de Oro de la Generalitat a Gutiérrez Díaz por su "trayectoria cívica y política al servicio de Cataluña" y por su labor en la "lucha por la democracia" y "la recuperación de las instituciones nacionales".

Un militante nato

La trayectoria del "Guti", "estrechamente vinculada al Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) y a los procesos democráticos de este país", propició que el Ejecutivo catalán le diera esta condecoración, recordó su portavoz Joaquim Nadal.

Gutiérrez Díaz, nacido en Premiá de Mar (Barcelona) en 1929, fue diputado del Parlament y del Parlamento Europeo, conseller de la Generalitat y secretario general del PSUC entre 1982 y 1986.