Paulino Rivero exige detener a los "desalmados" o habrá "un calvario" de incendios

  • El presidente canario exige una actuación "ejemplar" para detener a los culpables.
  • Rivero dice "basta ya" en unas declaraciones en las que se muestra impotente.
  • "Producir un incendio es una cosa muy sencilla, y apagarlo muy difícil", ha dicho.
El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez (d), saluda al presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero (i), durante los actos en honor de la Virgen de Candelaria.
El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez (d), saluda al presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero (i), durante los actos en honor de la Virgen de Candelaria.
EFE

El presidente canario, Paulino Rivero, ha exigido una actuación "ejemplar" por parte de los cuerpos de seguridad para capturar a los "desalmados" que han causado los incendios en las islas, y ha reclamado "la máxima presión" para que haya detenciones "o vamos a tener un calvario".

Así lo ha manifestado Rivero en declaraciones a los periodistas tras asistir a los actos en honor de la Virgen de Candelaria, y en donde reclamó "una actuación ejemplar" por parte de la Guardia Civil porque son "intencionados" los incendios, como el iniciado en Tenerife en dos puntos distintos a pie de pista forestal. "Es necesario que los cuerpos de seguridad ejerzan toda la presión posible para intentar detener a los desalmados que, sin ningún tipo de contemplación, son capaces de poner en riesgo la vida de las personas y sus bienes, no sólo la naturaleza, y que generan zozobra, intranquilidad e incertidumbre", ha señalado el presidente canario.

Rivero ha exclamado "basta ya" y ha considerado "imposible que no seamos capaces de producir detenciones" ante la cantidad de incendios forestales que se están produciendo en el archipiélago, con el objetivo de que "cojan miedo" quienes están cometiendo estas "fechorías". Si las fuerzas de seguridad no son capaces de ejercer la máxima presión y que se produzcan detenciones "vamos a tener un calvario en este largo verano que vamos a vivir como consecuencia de la extrema sequedad de la naturaleza", ha advertido Rivero.

El jefe del Ejecutivo canario ha señalado también que por el momento no ha habido ninguna actuación de la Guardia Civil que haya cuajado "en ninguna investigación" sobre este asunto y ha considerado que es necesario "ejercer presión" en los núcleos de población en torno a los montes. En estas localidades "absolutamente todo el mundo se conoce" porque son núcleos pequeños en los que los vecinos saben "quién está al lado y quién tiene que ver algo en relación con el monte", ha manifestado Rivero.

A su juicio, ante las condiciones climatológicas de este año, de sequía y con cinco olas de calor, además de la orografía de Canarias, "producir un incendio es una cosa muy sencilla, y apagarlo muy difícil". "Si se llega a tiempo y hay suerte y viento a favor, es posible, pero si no se actúa en las primeras horas es muy difícil. Por eso la mejor prevención es intentar ejercer presión sobre los delincuentes que le están pegando fuego al monte", ha advertido.

Paulino Rivero se ha referido a la "tragedia que estamos viviendo con unos incendios que no nos dejan respirar" y ha señalado que en un siniestro de estas características "hay que estar hasta el final", hasta que el fuego esté apagado, porque en cualquier momento cambia la dirección del viento "y nos vuelve a generar un problema".

El presidente ha añadido que la entrada del viento alisio ha refrescado bastante y ha ayudado a que se avance "favorablemente" en la lucha contra el fuego en La Gomera, donde los medios terrestres han podido acceder al principal frente activo y esto complementa el trabajo desde el aire. Rivero ha agregado que según la información que se le ha facilitado, el efecto del alisio ha hecho que se humedezca la laurisilva y ha contribuido a que el fuego no siga avanzado en La Gomera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento