El Hospital Mancha Centro de Alcázar (Ciudad Real) ya dispone de una nueva técnica para combatir el glaucoma

El Servicio de Oftalmología del Hospital General 'La Mancha Centro' de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha puesto a disposición de sus usuarios una nueva técnica para los pacientes con glaucoma que minimiza el trauma causado al ojo y, por tanto, las complicaciones.
Equipo
Equipo
SESCAM

El Servicio de Oftalmología del Hospital General 'La Mancha Centro' de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha puesto a disposición de sus usuarios una nueva técnica para los pacientes con glaucoma que minimiza el trauma causado al ojo y, por tanto, las complicaciones.

Según el responsable del Servicio, Fernando González del Valle, el glaucoma es una enfermedad "degenerativa silenciosa", que no tiene síntomas aparentes y en la que el paciente no es consciente de que la padece hasta los últimos estadios, cuando se produce una pérdida del campo visual, llegando a la visión que se conoce como 'cañón de escopeta'.

Esto supone que, tras haber superado de 10 a 20 años de evolución de la enfermedad, las personas que la sufren solo pueden ver lo que tienen justo enfrente, un campo visual realmente reducido de unos cinco grados, según ha informado el SESCAM en nota de prensa.

La nueva técnica empleada para la cirugía del glaucoma consiste en la colocación de una nueva prótesis, especialmente indicada para los glaucomas crónicos simples con tensiones oculares elevadas. Este tipo de cirugía lo que pretende es conseguir una vía de drenaje para el humor acuoso que rebaje la presión intraocular.

Ventajas de esta nueva técnica

Un menor trauma quirúrgico al ojo, disminuyendo las complicaciones durante la cirugía, y una mayor sencillez del proceso, serían las principales ventajas de esta novedosa cirugía antiglaucoma.

En comparación a las técnicas tradicionales, con la nueva prótesis no es necesario cortar y eliminar parte del iris y la esclera, disminuyendo de este modo el riesgo de sangrado y la inflamación. Así, al reducir la inflamación se atenúa la reacción cicatricial, minimizando el riesgo de fracaso de la cirugía debido a la misma.

Además de este procedimiento, el Servicio de Oftalmología dispone de una amplia gama de técnicas para combatir el glaucoma, en las cuales sus profesionales han sido pioneros en su implantación a nivel regional y nacional, como la esclerectomía profunda no perforante, la cirugía de implante valvular, la endociclofotocoagulación o la trabeculectomía.

El Servicio de Oftalmología tiene a profesionales entrenados específicamente en estas técnicas, como las doctoras Esperanza López Mondéjar y Laura Riveira Villalobos y el doctor José Manuel Zarco Tejada, que habitualmente instruyen a oftalmólogos de toda España en los quirófanos del Hospital de Alcázar de San Juan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento