El Instituto Nóos tenía una lista de 502 empresas en varios paraísos fiscales

El pasado mes de noviembre, la fiscalía anticorrupción registró la sede del Instituto Nóos en Barcelona en el marco de las investigaciones del caso Palma Arena.
El pasado mes de noviembre, la fiscalía anticorrupción registró la sede del Instituto Nóos en Barcelona en el marco de las investigaciones del caso Palma Arena.
ARCHIVO/EFE

La lista es reveladora: 502 empresas asentadas en 19 países (muchos paraísos fiscales) y 6 Estados de EE UU. El listado apareció en el registro del Instituto Nóos (la organización sin ánimo de lucro que presidió entre 2003 y 2006 Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres), en su sede de Barcelona.

La Agencia Tributaria y Anticorrupción han acreditado que Urdangarin y Torres pudieron utilizar cinco de estas firmas para evadir fondos. Dos de ellas tienen su sede en Belice, dos en el Reino Unido y otra en el Estado norteamericano de Wyoming.

¿Qué hacía ese amplio listado en poder de los dos imputados? Hacienda investiga que de toda esa oferta se habrían podido utilizar otras 40 de estas sociedades fantasma o pantalla para hacer desaparecer el dinero que ganaron en España con los contratos que recibieron de las administraciones públicas y de un centenar de empresas privadas. De las 502 firmas, 170 están en el Reino Unido, 104 en España, 60 en Belice, 31 en Panamá, 8 en Holanda, 8 en Hungría, 6 en Portugal... pero también en las Antillas Holandesas, Costa Rica, Islas Vírgenes Británicas, Hong Kong, Luxemburgo... estos últimos, paraísos fiscales.

También hay 85 en 6 Estados de EE UU, como Wyoming, Delaware o Arkansas, tres de los paraísos más lucrativos, que permiten constituir sociedades para operar fuera de EE UU sin pagar tributación.

El viaje para lavar el dinero

Todas estas empresas pantalla sirven para ocultar el camino que sigue el dinero. Todo apunta a que Urdangarin y sus socios crearon una red de sociedades para blanquear mediante facturas falsas de trabajos que nunca hicieron o facturas hinchadas con un alto sobrecoste del servicio prestado. El dinero viajaba de Barcelona al Reino Unido, de allí a Panamá y, finalmente, a Belice. Está acreditado que con este itinerario sacaron de España unos 670.000 euros, aunque se investiga si fueron cerca de 6.000.000.

No habrá careo

Por otro lado, el juez del caso, José Castro, rechazó este lunes que se cite como imputada a la infanta Cristina, porque su citación "conduciría a estigmatizarla, lo que no es de recibo". El juez también ha desestimado un careo entre el duque de Palma y Diego Torres. Ambas medidas fueron solicitadas por Manos Limpias. El sindicato anunció que recurrirá la decisión de rechazar que se cite a la infanta.

Este lunes le tocó declarar a Mario Sorribas, quien dirige la empresa familiar de Urdangarin y su esposa, Aizoon. Es también el supuesto testaferro que Nóos puso al frente de la empresa De Goes Center, radicada en el Reino Unido y al parecer utilizada para evadir fondos a Belice.

Sorribas explicó que Torres le pidió que figurara como administrador de la sociedad en España, pero que no sabía para qué servía esta empresa y que él tan solo acudió al notario a firmar sin saber lo que rubricaba. Antes de él declaró Juan Pablo Molinero, exempleado de Nóos Consultoría, empresa propiedad de Urdangarin y Torres, que atribuyó a este último la orden de enviar dos presupuestos para simular concurrencia en un contrato público que la Fiscalía cree que fue amañado. Tanto Sorribas como Molinero responsabilizaron a Torres de las decisiones de gestión de empresa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento