A las 20.45 horas de este jueves, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha comparecido ante los medios de comunicación, sin admitir preguntas, y ha leído un comunicado tras el anuncio de ETA del "cese definitivo de la actividad armada", sólo tres cuartos de hora después de intervenir el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Acogemos con satisfacción el comunicado, es una buena noticia que ETA haya renunciado por fin a imponer su proyecto político mediante la muerte, el miedo, la violencia y la extorsión", ha comenzado el popular.

La ley haya sido más fuerte que las amenazas y la violencia"ETA ha causado mucho sufrimiento. Este paso es importante, pero la tranquilidad de los españoles solo será completa cuando llegue el completo desmantelamiento de la banda y su disolución sea irreversible", ha asegurado en la sede del PP en Madrid.

La primera mención de Rajoy ha sido para las víctimas, para "todas aquellas personas cuyas vidas han quedado destruidas, pero que nunca perdieron la confianza en la ley y en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Su sufrimiento ha sido el sufrimiento de todos los españoles de bien", ha explicado. De hecho, ha agradecido la labor de las Fuerzas de Seguridad, además de la de jueces y fiscales, porque han hecho "un tributo de sangre".

El presidente del PP ha celebrado que la ley haya sido "más fuerte que las amenazas y la violencia". Ha valorado el comunicado como una gran noticia porque es el "fruto del esfuerzo de la sociedad española, que ha sabido resistir al chantaje criminal de los terroristas", ha dicho.

Rajoy cree que hoy "la sociedad española es más libre" porque este anuncio se ha producido sin ningún tipo de concesión política. "A ETA la derrota la fortaleza del Estado de Derecho y la fe en la democracia de todos los españoles, representada por el esfuerzo sucesivo de todos los gobiernos que han actuado bajo el amparo de la ley. Y ese es el único camino de futuro", ha concluido.