Los controladores imputados por el caos aéreo de diciembre siguen alegando estrés

  • Abandonaron sus puestos de trabajo porque sufrían "estrés y jaqueca".
  • Los controladores imputados -más de 400 en toda España- continúan sin querer contestar a las preguntas de los abogados de los afectados.
  • Los afectados consideran que fueron "delitos conexos" los que se pudieron cometer esos días y que se actuó por toda España de "forma concertada".
Colas formadas en el aeropuerto de Barajas ante la ausencia de controladores aéreos.
Colas formadas en el aeropuerto de Barajas ante la ausencia de controladores aéreos.
Fernando Alvarado / EFE

Los controladores aéreos que este lunes han declarado ante la juez que investiga el supuesto abandono de los puestos de trabajo en los centros de Barajas y Torrejón de Ardoz en diciembre de 2010 han alegado, al igual que lo hicieron sus compañeros antes del verano, que sufrían estrés y jaqueca.

Así lo ha informado a la salida de los juzgados de Plaza de Castilla (Madrid) Luis Vericat, el abogado que representa a diez mil personas de la Agrupación de Afectados por el Cierre del Espacio Aéreo durante los días 3 y 4 de diciembre.

Vericat ha señalado que los cinco controladores que han declarado esta mañana han continuado "con la tónica habitual" de los demás, es decir, alegar que esos días "estaban mal, estresados, algunos con jaqueca", y que se vieron forzados a abandonar su puesto de trabajo por "estar incapacitados para desarrollarlo" pero que en ningún momento hubo una organización para darse de baja.

Además, los controladores imputados -más de 400 en toda España- continúan sin querer contestar a las preguntas de los abogados de los afectados, según Vericat, que cree que es la estrategia que mantendrán durante las declaraciones de este martes y los próximos días 15, 19 y 20.

Vericat, del bufete Cremades & Calvo Sotelo, ha adelantado que en los próximos meses habrá nuevas declaraciones de controladores y que confía en que la magistrada titular del juzgado de instrucción número 3 de Madrid, María del Sagrario Herrero, responda a su petición de llamar antes a declarar, también como imputados, a los miembros de la junta directiva de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA).

Asimismo, el abogado ha pedido a la jueza la entrada y registro en las sedes de los sindicatos en Madrid y Barcelona para que la policía pueda inspeccionar y analizar los ordenadores y los teléfonos móviles de ese sindicato por la importancia que pueden tener las conversaciones de sus miembros en esos días.

Luis Vericat ha reiterado su deseo de que sea un único juzgado, preferentemente en Madrid, el que se encargue de este tema porque consideran que fueron "delitos conexos" los que se pudieron cometer esos días -abandono de los funcionarios de su puesto de trabajo, sedición y falsedad documental- y que se actuó por toda España de "forma concertada".

En las próximas semanas Cremades & Calvo Sotelo presentará la segunda demanda contencioso administrativa en nombre de otros 5.000 afectados contra Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) igual a la presentada antes del verano, ha destacado Vericat, quien ha añadido que la razón de ello es la supuesta "corresponsabilidad entre controladores y AENA" en los hechos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento