En un auto notificado hoy, el magistrado afirma, además, que en el citado establecimiento se vendieron bonos para financiar las campaña electorales de la ilegalizada Batasuna y que Meñika mantenía allí reuniones con otros miembros del entramado de la banda terrorista.

La clausura de la "herriko-taberna", que había sido solicitada por la AVT y por Dignidad y Justicia, pero no por la Fiscalía, será llevada a cabo por la Guardia Civil con cobertura de la Ertzaintza.

NOTICIAS RELACIONADAS