Una leve fuga radiactiva obliga a la evacuación en una planta nuclear de Bulgaria

  • La fuga de gas Xenon-133 no supuso ningún peligro para la salud.
  • Someter a los funcionarios a pruebas por si habían recibido radiación excesiva.
  • No se ha detectado aumento de radiación en la central y sus alrededores.
Manifestantes con carteles protestando ante la construcción de una nueva planta nuclear en Bélene, Bulgaria.
Manifestantes con carteles protestando ante la construcción de una nueva planta nuclear en Bélene, Bulgaria.
REUTERS

Una pequeña fuga de gas radiactivo en la única central nuclear activa de Bulgaria, en la localidad de Kozloduy, obligó a evacuar el edificio de uno de los dos reactores de la misma, aunque según informó este miércoles la Agencia de Regulación Nuclear (ARN) no supuso ningún peligro para la salud.

El accidente ocurrió el martes pasado, día en que se cumplieron 25 años del desastre nuclear de Chernóbil, pero la ARN informó este miércoles del incidente en un comunicado.

Durante las obras en el aislamiento de la vasija primaria del reactor 5 se produjo una fuga de gas Xenon-133 hasta llegar a los límites máximos de seguridad, aunque no puso en peligro la explotación del reactor, según el comunicado.

No obstante, la administración de la central decidió evacuar temporalmente al personal y someter a los funcionarios a pruebas por si habían recibido radiación excesiva.

Ninguno de los resultados sobrepasó los 0,05 milisievert de exposición, mientras que la normativa de seguridad establece como máximo una exposición de 0,5 milisievert, indicó la ARN.

Además agregó que no se ha detectado un aumento de la radiación tanto en la central como en sus alrededores y se informó que se ha creado una comisión especial para determinar las causas y las circunstancias del accidente.

El mismo día de la fuga, un grupo de ecologistas organizó una marcha de protesta contra la construcción de la nueva central nuclear de Bélene, al sur del país, bajo el lema “La memoria de Chernóbil y el horror de Fukushima nos brindan una última oportunidad de decir No a la central nuclear de Bélene".

Según los organizadores de la protesta, en el terreno destinado a la nueva central nuclear se puede crear una zona económica libre que dé sustento a la gente de la región.

La central de Kozloduy, entró en funcionamiento en 1970, y solo se mantienen en funcionamiento dos reactores (el 5 y el 6) de tipo soviético BBEP-1000, después de que la Unión Europea (UE) pusiera como condición para el ingreso del país en 2007 en la UE la clausura de los otros cuatro reactores.

Este incidente se produce después de que en la prensa búlgara se publicasen este miércoles cables de 2006 de WikiLeaks en los que los diplomáticos estadounidenses criticaban "la resistencia de las autoridades búlgaras a ser totalmente transparentes acerca de los problemas de seguridad que afectan a sus antiguos reactores nucleares".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento