El adorable abrazo de un elefante marino que 'capturó' a una fotógrafa

El adorable abrazo de un elefante marino que 'capturó' a una fotógrafa
El adorable abrazo de un elefante marino que 'capturó' a una fotógrafa
Wochit
El adorable abrazo de un elefante marino que 'capturó' a una fotógrafa.
Wochit

Chris Bray, un fotógrafo especializado en vida salvaje, capturó un momento único vivido por su mujer y compañera de profesión. Ambos se encontraban en Georgia del Sur fotografiando a un grupo de pingüinos cuando dos elefantes marinos se acercaron. De repente, uno de ellos comenzó a aproximarse, hasta acabar acurrucado junto a ella. Entre risas, la chica se vio atrapada por el gesto del animal. "Son casi tan adorables como pesados", comentó.

Este es el asombroso momento en que un fotógrafo de vida salvaje pudo grabar a su esposa justo cuando recibía el acercamiento y calor de varios elefantes marinos. Chris Bray (38 años) se encontraba en una expedición fotográfica en Gold Harbour, en la isla de Georgia del Sur (Sudamérica), cuando él y su mujer se encontraron con un grupo de pingüinos rey, tal y como han relatado para Flipboard y en sus redes. Mientras se acercaban para fotografiar a los pingüinos, un grupo de crías de elefante marino se acercó al dúo.

Una de las crías se separó del grupo y empezó a mostrar especial interés por la esposa de Chris, Jess Taunton. El vídeo muestra a la curiosa criatura poniendo repetidamente el peso de su cuerpo encima de Jessica como si le estuviera dando un abrazo, emitiendo pequeños ruiditos bajo las carcajadas de la fotógrafa.

"Los peligros de ser un fotógrafo de la vida salvaje: mi esposa Jess estaba tumbada para hacer una foto de unos pingüinos cuando una pandilla de crías de elefante marino decidió acercarse y darle un abrazo. Son tan pesados como adorables, casi", comentaba su marido junto al vídeo del momento, publicado en Instagram por 2018 y que sigue haciéndose viral años después.

Y es que ahora ambos fotógrafos se han vuelto rodeados de una controversia por su cercanía a los animales, por parte de usuarios que no terminaban de entender la situación, el respeto de ambos profesionales y el trabajo que se encontraban haciendo. 

Pese a ser solo una minoría crítica, Chris Bray ha querido aclararlo: "Estas crías son casi tan curiosas y descaradas como pesadas. Aunque ciertamente existen directrices de la IAATO (soy un guía de campo acreditado de la IAATO) que recomiendan a los turistas antárticos no acercarse a menos de 5 metros, nadie les dice esto a las focas".

"Si estás agachado fotografiando a los pingüinos rey que pasan por allí, no es extraño que uno de estos gigantes se acerque y te mire", ha continuado explicando. Y es que las directrices oficiales de la misma IAATO admiten que "las crías de elefante marino suelen ser muy curiosas y pueden acercarse".

"Es decir, mantén la calma y deja que haga lo suyo; no intentes apartarlo, y seguirá adelante, dejándote tal vez una sensación de adormecimiento en tu pierna aplastada que pasará, y una sensación de asombro humilde que se te quedará grabada para siempre", ha continuado explicando.

El fotógrafo, que ha demostrado su absoluto respeto hacia este tipo de situaciones a las que suele verse acostumbrado en su labor, también ha publicado varios vídeos sobre otros casos similares dados en ese mismo día: "Cuando un animal salvaje decide acercarse e interactuar contigo por su propia voluntad, sin el habitual miedo a los humanos que hemos provocado en la mayoría de los animales y en la mayoría de los lugares. Momentos como este nunca te abandonan".

"La minoría escandalizada y desinformada fue tan ruidosa que tuve grupos que pedían que lo borrara, menciones de acciones legales, etc. Me negué, señalando que había seguido al 100% las directrices, y que creo que compartir momentos hermosos como este ayuda a fomentar el tipo de amor por los lugares salvajes que, con suerte, continuará protegiéndolos de la minería en el futuro", ha querido aclarar, frente a las críticas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento