La historia de superación de Branden Condy: de dormir en la calle a tener una vida de lujo

Branden Condy hablando sobre la automatización en Amazon.
Branden Condy hablando sobre la automatización en Amazon.
BRANDEN CONDY / YOUTUBE

De dormir en la calle en una pobreza absoluta a vivir rodeado de lujos, es el camino que el joven Branden Condy ha recorrido para encarnar el sueño de muchos como él hoy en día. Su historia es una de esas de superación que tanto encandilan, especialmente, a los estadounidenses. 

Condy, nacido en Virginia (Estados Unidos) en 1995 y con 25 años, pasó una dura infancia debido a problemas económicos que sobrepasaron a su madre, quien lo criaba sola. La echaron del trabajo repentinamente y esto se unió a una orden de desahucio que les obligó a abandonar su casa en 12 horas. 

En esos momentos tuvieron que dormir puntualmente en casa de amigos, pero en ocasiones también en la calle. No obstante, las cosas cambiarían mucho para ellos en los siguientes años y a un ritmo vertiginoso. 

El propio Condy cuenta su historia en un vídeo subido a su cuenta de Instagram. En él relata cómo empezó a trabajar y cómo fue ascendiendo y consiguiendo contactos. 

Se graduó en el instituto y, según asegura él mismo, tenía claro que la universidad no era para él. Su sueño era tener una pequeña casa junto a la playa y comenzó a trabajar para conseguirla. 

En este vídeo cuenta su historia desde que era camarero hasta llegar a ser un emprendedor de éxito. Empieza explicando que trabajó durante un tiempo en un lavadero de coches. Una tarde llegó allí un hombre en un mercedes blanco que impresionó al chico que era Condy en ese momento. 

Sin reparos, el joven le preguntó que de qué trabajaba para tener ese coche y el señor le contestó que vendía colchones. La reacción de Branden fue decirle "si dejo mi trabajo ahora mismo limpiando estos coches, ¿me das trabajo vendiendo colchones?". La respuesta fue afirmativa y en ese momento el futuro empresario dejó su trabajo. 

Estuvo durante unos meses vendiendo camas, pero se cansó y vio un anuncio sobre trabajo en yates. Pensó que sería una buena idea trabajar en un yate al tiempo que viajaba y conocía mundo. Y así lo hizo durante unos años. 

Fue en ese tiempo cuando cambió su mentalidad. Cuenta que un día se paró a pensar y, harto de limpiar el yate, se propuso tener un día uno. Esto no fue como uno de esos tantos deseos o sueños que se quedan en la guantera, sino que Branden Condy comenzó a trabajar para lograrlo. 

Dejó de nuevo su trabajo y volvió a casa, a Virginia, a idear un plan para conseguir el dinero que le permitiera llevar una vida de lujo. Fue en ese momento cuando se inició como camarero y empezó a dar más importancia a su cuenta de Instagram. 

Mientras esta crecía, las colaboraciones se iban sucediendo una tras otra. Las marcas le llamaban para que promocionase sus productos y, llegado un punto, Instagram le daba más dinero que su trabajo como camarero. 

Una noche, mientras aún era camarero en Virginia Beach, vio los perfiles de Instagram de Austin Zaback y Austin Lewis y no dudó en escribirles y preguntarles cómo habían logrado todo eso que se veía en sus fotos compartidas: una vida rodeada de lujo, coches y mujeres. 

Los Austin le contaron su visión de futuro y le hablaron de que querían crear una empresa en Instagram ya que, tal y como lo veían ellos, el futuro estaba ahí.  A la semana siguiente Condy voló hasta Arizona para encontrarse con ellos y antes de marcharse les dijo que les vería de nuevo en 30 días. 

Así que cuando Branden volvió a Virginia, dejó su trabajo de nuevo, empaquetó su vida y, el día de Navidad, cruzó el país pare reunirse con Zaback y Lewis. Congeniaron bien y los dos más experimentados le transmitieron sus conocimientos al joven Condy, lo que le convirtió en un alumno aventajado en el mundo de los influencers

Condy narra todo esto tan solo 8 meses después de haber salido de su zona de confort y empezar de cero por, al menos, tercera vez. A día de hoy, un año y medio después de ese vídeo en Instagram, el joven tiene una empresa de marketing en esta red social, Branden Condy LLC, una cuenta con más de 230.000 seguidores, es multimillonario y gana unos 25.000 dólares al mes (más de 20.000 euros), según informan en el Daily Mail

Este medio recoge también algunas declaraciones de Condy acerca de su éxito. El estadounidense asegura que su ascenso "viene de un lugar algo diferente y, aunque casi odio admitirlo, gran parte es el miedo a que mi futuro se parezca mucho a mi pasado". 

Un pasado bastante truculento y complicado que hoy en día permite que su madre se redima. Condy no olvida de donde viene y, ahora que tiene la posibilidad, está construyendo una casa para su ella.

La clave de su éxito está en la determinación y los contactos, que asegura son muy importantes para impulsarte, así como algunas lecturas que le han sido útiles para alcanzar un nivel de proyección más alto en el mundo del marketing, como Rich Dad Poor Dad

La de Branden Condy es una historia de superación que es más probable encontrar en la industria de Hollywood que en la vida real, pero que puede resultar muy inspiradora, sobre todo para aquellos que quieran emprender. 

El mensaje del de Virginia, que recoge el Daily Mail, es claro y nace de su experiencia en primera persona. No se corta al aconsejar a todo el que está en una difícil situación que crea en sí mismo y "asume siempre ese riesgo porque créeme que lo he vivido y merece la pena. Apuesta por ti mismo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento