Una cafetera loca exige dinero a cambio de café

Cafetera en funcionamiento.
Cafetera en funcionamiento.
DAN GOODIN / YOUTUBE. GIZMODO
La cafetera en funcionamiento
DAN GOODIN / YOUTUBE. GIZMODO

Levantarse por la mañana y no ser persona hasta tomar el primer café es el ritual que muchos practicamos. Nada de hablar. Solo tú y tu taza. Si en este preciado momento de tranquilidad tu cafetera decide rebelarse no sienta nada bien.

Tal como ha explicado la web Gizmodo, el proyecto, llevado a cabo por Martin Hron, investigador de Avast, consiste en demostrar la vulnerabilidad de los dispositivos IoT, que transfieren datos a través de redes inalámbricas sin necesidad de intervención humana.

El experimento de Hron ha resultado ser un éxito. Tras infectar la cafetera con el código malicioso necesario, el aparato se convierte en un perfecto ransomware. Solo con encenderla, la cafetera comienza a escupir agua hirviendo poniendo en marcha el molinillo de café y exigiendo un pago para que se detenga.

"¿Quieres recuperar tu cafetera?", aparece en la pantalla de la cafetera. Un mensaje que, sin duda, hará despertar (aún más) el mal humor mañanero. La única manera de pararla es desenchufarla aunque, claro, te habrás quedado sin tu codiciado y tan necesario café.

Para colmar el vaso (y no de café, precisamente), el fabricante es cómplice de Hron. La cafetera de 214 euros, está conectada a una aplicación móvil a través de la que puede recibir actualizaciones de firmware sin ningún tipo de cifrado, autenticación ni firma digital.

Sin embargo, este tipo de hackeo no es tan sencillo como para que el vecino de abajo pueda secuestrar nuestra máquina desde su casa. El investigador tuvo que desmontar un aparato similar para ver qué tipo de procesador llevaba y hacer la ingeniería inversa para volver loca a la cafetera (y a los usuarios).

Además, el atacante tendría que estar conectado a la misma red wifi que la máquina o, en su defecto, tener acceso al router.

El experimento de Hron pretende demostrar la preocupación existente en materia de seguridad. El investigador explica que un dispositivo IoT como esta cafetera podría utilizarse para llevar a cabo ataques sobre otros dispositivos conectados a la misma red.

Además, Hron hace hincapié en que la falta de actualizaciones hace el problema aún más grave.

Sin duda, si mi cafetera se vuelve loca cualquier mañana irá directa al punto limpio más cercano. Bastante tenemos ya con madrugar los lunes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento