Serena Williams
Serena Williams, en el US Open, en foto de archivo. EFE

Serena Williams no está atravesando un buen momento profesional y personal. Así lo reconoce ella en una sentida publicación en Instagram que llega días después de sufrir en San José la peor derrota de su carrera como tenista.

Williams, que ha sido madre recientemente, asegura que la presión que supone el deporte de élite le ha llevado a sentir que no es una buena madre, por la imposibilidad de no "hacer suficiente por su bebé".

"La semana pasada no fue fácil para mí. Estaba sumida en un caos. En gran parte era porque no me sentía una buena madre. Leí varios artículos que decían que las emociones postparto pueden durar hasta tres años si no se tratan. Hablé de ello con con mi madre, mis hermanas y amigos y entendí que mis sentimientos eran normales. Es completamente normal sentir que no estoy haciendo lo suficiente por mi bebé", escribía la ganadora de 23 Grand Slams.

El mayor problema viene por la dificultad de conciliación con el ritmo de esfuerzo que supone la élite deportiva: "Todos nos hemos visto en esta situación. Trabajo mucho para tratar de ser la mejor atleta que puedo ser. Pero eso significa que, aunque he estado con mi hija todos los días de su vida, no he podido hacer todo lo que me gustaría".

Y lanza un mensaje al resto de madres trabajadoras: "La mayoría de madres que lidian con lo mismo encontraron un equilibrio. Son verdaderas heorínas".

Serena Williams concluye su emotivo mensaje con un grito de ánimo a todas las personas que no están pasando su mejor momento, por el motivo que sea: "Si tenéis un mal día o una semana difícil, está bien. ¡Yo también! Siempre hay un mañana", escribe.

La ex número uno del mundo no estará tampoco en el torneo de Premiere 5 de Montreal, en plena temporada de pista dura.

Last week was not easy for me. Not only was I accepting some tough personal stuff, but I just was in a funk. Mostly, I felt like I was not a good mom. I read several articles that said postpartum emotions can last up to 3 years if not dealt with. I like communication best. Talking things through with my mom, my sisters, my friends let me know that my feelings are totally normal. It’s totally normal to feel like I’m not doing enough for my baby. We have all been there. I work a lot, I train, and I’m trying to be the best athlete I can be. However, that means although I have been with her every day of her life, I’m not around as much as I would like to be. Most of you moms deal with the same thing. Whether stay-at-home or working, finding that balance with kids is a true art. You are the true heroes. I’m here to say: if you are having a rough day or week--it’s ok--I am, too!!! There’s always tomm!

Una publicación compartida por Serena Williams (@serenawilliams) el6 de Ago de 2018 a las 3:24 PDT