Serena Williams
Serena Williams en un partido de Roland Garros. Ian Langsdon / EFE

Serena Williams no olvidará la primera ronda de la edición 2018 del torneo de San José. La ex número 1 participaba en este torneo como preparación para la gran cita del US Open, pero tendrá que hacer las maletas pronto ya que ha sido eliminada de manera muy dolorosa en primera ronda.

Su verdugo ha sido la británica Johanna Konta, número 48 del mundo, que en menos de una hora la infligió un contundente 6-1 y 6-0. Nadie había logrado ganar a Serena Williams por tal ventaja desde que es profesional.

Mientras que Konta estuvo brillante (doce juegos consecutivos, incluidos dos rubricados de saque directo en el segundo set), a la estadounidense no le salió nada: siete dobles faltas y 25 errores no forzados (récord personal en un partido). La sensación de desconcierto con la que salió de la pista Serena Williams fue notable: desde 1995, cuando empezó su carrera profesional, nunca había perdido un partido sin llevarse, al menos, dos juegos.

"Ella ha jugado muy bien en el segundo set y yo creo que no estaba ni mucho menos en forma en el primero. Ella cogió confianza y claramente fue a por la victoria", explicaba Williams nada más acabar el encuentro. Konta, por su parte, restó importancia a su actuación, ya que considera que Serena "obviamente no jugó cerca de su mejor nivel", pero sí destacó que fue capaz de poner contra las cuerdas a "la increíble campeona que es".

Es el segundo varapalo serio que sufre Serena Williams desde su regreso a las canchas tras ser madre. La veterana tenista estadounidense perdió unas semanas antes la final de Wimbledon con la alemana Angelique Kerber.