Bruno Hortelano
Bruno Hortelano con la bandera de España tras su victoria en la final de los 200 metros de los Europeos. GTRES ONLINE

Bruno Hortelano volverá a correr los 200 metros el próximo 3 de junio. El campeón de Europa vuelve a la competición después de casi dos años en recuperación tras el accidente de tráfico que sufrió en la madrugada del 5 de septiembre de 2016 y que le provocó graves daños en una mano.

Lo ha anunciado él mismo en su cuenta de Twitter: será en Hengelo, Países Bajos, junto a Churandy Martina.

Su calvario ha durado 589 días hasta el anuncio de su regreso, pero que serán 636 cuando el 3 de junio Europa vuelva a emocionarse con el hombre más rápido del continente en los 200m.

En el tuit publicado, el velocista deja caer que su debut oficial puede darse incluso antes de la reunión de Hengelo, aunque no puede dar más detalles.

Un accidente en el peor momento

La mañana del 5 de septiembre los medios difundían una impactante noticia: Bruno Hortelano había sido hospitalizado por un accidente de tráfico y los pronósticos no eran buenos para el deportista de élite. Daños en su mano preocupaban a su entorno.

El mazazo llegaba apenas unos días después de que todo el país viera volar a Bruno en los Juegos Olímpicos de Río donde, aunque no logró entrar en la final, batió el récord de España de los 200m (que él mismo ostentaba) parando el crono en 2012 y se codeó con los grandes en semifinales.

En julio, sólo dos meses antes del accidente, se había coronado en Europa por la descalificación de Martina. Se enteró por una periodista cuando él celebraba feliz su medalla de plata en una imagen que ya ha quedado para la historia.

Un regreso pospuesto por complicaciones

Los peores pronósticos pronto se volvieron optimistas cuando el propio Bruno aseguró encontrarse bien tras el accidente y muy positivo con lo que aún le quedaba por vivir.

Pese a los diferentes pasos por el quirófano, el atleta confió siempre en su regreso en plenas condiciones. La mano es fundamental en la salida del velocista, pero eso no desanimó al atleta ni a su entorno. Confesó que había experimentado "dolores insoportables", pero nunca perdió la esperanza.

En el calendario, una fecha marcada en rojo: los Mundiales de Atletismo de Londres 2017. La esperanza era ver a Hortelano competir de nuevo contra los más grandes en la cita más importante del año, pero no era el momento.

La mano, ya recuperada, no era el impedimento. La falta de preparación y confianza por tantos meses ausente de la alta competición fueron las razones que impidieron que volara por la pista de la capital inglesa.

Finalmente, junio, si no antes, será el mes que verá, tras casi dos años, al hombre más rápido de España luchar de nuevo por hacerse un hueco en la historia del atletismo mundial.