Pierre Gasly
Pierre Gasly en el GP de Gran Bretaña, durante la parada en boxes más rápida de la historia. Red Bull Racing

El equipo Red Bull fue protagonista durante el GP de Gran Bretaña no sólo por la épica batalla entre Leclerc y Verstappen o por el accidente de Vettel sobre el neerlandés, sino también por el perfecto trabajo de sus mecánicos en los boxes.

En concreto, en la parada de Pierre Gasly, lograron un hito histórico: cambiaron las cuatro ruedas del monoplaza del francés en sólo 1,91 segundos, con lo que ya es la parada en boxes más rápida de la historia de la Fórmula 1.

Red Bull bate así en una centésima el récord que ellos mismos compartían con Williams, que logró en el GP de Europa de 2016 en el circuito de Bakú hacer una parada de 1,92 segundos con el coche de Felipe Massa. Tres años antes, en Estados Unidos 2013, el propio equipo Red Bull había logrado el mismo tiempo con Mark Webber.

El buen trabajo de los mecánicos de Red Bull no sólo se vio en esa parada de Gasly, sino también con Max Verstappen. Con el holandés, tardaron sólo 1,96 segundos (apenas cinco centésimas más lentos que con el francés) en cambiarle los neumáticos blandos por unos duros.