El Wanda Metropolitano se ha vestido con sus mejores galas este domingo para el partido más importante que se puede ver en el fútbol femenino español. El encuentro entre las dos primeras clasificadas, el Atlético Féminas y el FC Barcelona. La cifra oficial de espectadores ha sido de 60.739 espectadores, con lo que este ya es el partido de clubes femeninos de mayor asistencia de la historia del fútbol mundial.

La victoria fue para las culés, que se ponen a 3 puntos de las rojiblancas y por tanto del liderato, pero sobre todo para el deporte femenino.

El público ha respondido a la convocatoria a lo grande. Aunque ya se había colgado el 'no hay entradas' días antes, en los aledaños aún había gente preguntando por entradas. Como también ocurre en los partidos del Atlético masculino, incluso hubo los habituales problemas para aparcar y los atascos habituales. En los aledaños, la afición aprovechó la 'fan zone' y los 'food trucks' para disfrutar de un refrigerio antes de entrar al partido.

Muchas familias aprovecharon para llevar a sus hijas a su primer partido de fútbol femenino. Y es que las entradas estaban razonablemente baratas (desde 5 euros), pero los abonados respondieron a la llamda de su club y gran parte de ellos asistieron a su grada. Por no faltar, no faltó ni una charanga.

Ya dentro del campo, más de 67.000 personas gozaron de la fiesta del fútbol femenino, con cánticos como el habitual "te quiero, Atleti lololo" y demás. El fondo sur del feudo rojiblanco no paró de animar a las suyas, con especial atención a la capitana Amanda Sampedro.