Michael Robinson
Michael Robison en un momento de la entrevista con 20minutos. JORGE PARÍS

La voz de Michael Robinson es una de las más conocidas del fútbol español. Su peculiar acento inglés pese a llevar décadas viviendo en España le aporta un carisma que le convierte en único. A sus 60, lleva más de 20 años ligado a la comunicación, y pretende seguir haciéndolo pese a que este lunes anunció de manera pública que padece cáncer con metástasis. "No tiene cura", dijo en los micrófonos de 'La Ventana' de la Cadena SER, programa en el que colabora.

Robinson llegó a España en 1987, hace ya 31 años, procedente del Queen's Park Rangers para recalar en las filas de Osasuna. Ya era toda una estrella, campeón de Europa con el Liverpool. Tras dos años en el equipo rojillo, colgó las botas y se puso frente a una cámara de televisión.

Hizo su debut en el Mundial de Italia 90 para Televisión Española y, en poco tiempo, se ganó un hueco en las casas de todos desde el nacimiento de Canal +. Su aportación a 'El Día Después' desde sus orígenes le colocaron entre los más grandes.

Comentarista también en radio, Robinson fue haciéndose hueco hasta que, en la pasada década, estrenó su exitoso programa 'Informe Robinson', que tiene su hermano pequeño, 'Acento Robinson', en la Cadena SER. Un producto nunca antes visto en España que analiza en profundidad hechos deportivos relevantes de la historia con extraordinaria calidad y gusto. Gracias a este espacio, sabemos qué se le pasó a Andrés Iniesta por la cabeza cuando marcó el gol de su vida. De la vida de todos.

Contaba el comunicador, en el anuncio de su enfermedad, que el buen humor siempre le acompaña y que esperaba que uno de los efectos secundarios de la medicación que ha empezado a tomar para el cáncer fuera mejorar su pronunciación de las 'erres'.

Un hombre peculiar, un español nacido en Inglaterra, que tiene un hueco propio en la historia de la comunicación deportiva española.