Peter Sagan
Peter Sagan en el Tour 2019 EFE

Peter Sagan dejó en la etapa del sábado, de las más esperadas con la subida del mítico Tourmalet, una de las imágenes del Tour de Francia.

En pleno ascenso del puerto, un aficionado se acercó a él con una foto del ciclista eslovaco  y un rotulador y se la ofreció a su paso. Sagan no dudó en cogerla y firmarle un autógrafo.

Una anécdota que demuestra lo genio y figura que es el ciclista del Bora-Hansgrohe y triple campeón del mundo.