Álvaro Morata, nuevo delantero del Atlético de Madrid
Álvaro Morata, nuevo delantero del Atlético de Madrid EP

Con el mercado de invierno cerrado, los topes salariales de LaLiga han cambiado. En algunos casos para bien y en otros, los ingresos y gastos, han obligado a la patronal que regula el ‘fairplay financiero’ a modificar algunos parámetros del tope salarial.

Con respecto al mercado de verano y una vez cerrado el 31 de enero el de invierno, sólo el Atlético de Madrid, Real Sociedad, RCD Espanyol y Getafe CF han visto rebajados sus topes salariales en Primera División. En el caso del Atlético de Madrid es muy reseñable los casi 3 millones de euros rebajados en su limite financiero por lo que ahora es muy entendible los movimientos que tuvo que hacer el club del Metropolitano para fichar a Álvaro Morata.

En el informe que presenta La Nueva España, son muchos los equipos de la máxima categoría que no sufren ninguna variación con respecto al verano, ya que no han solicitado el aumento del tope y LaLiga no lo refleja si los clubes no lo solicitan. Son éstos los que deben pedir la revisión.

Muy significativos son los datos del Athletic Club de Bilbao que, pese a estar en unas situación delicada en LaLiga, no ha invertido en refuerzos. Por lo tanto, la comisión que controla los gastos y los ingresos ha decidido aumentar su tope salarial en 40 millones de euros más. Con esos millones al Athletic le han permitido hacerse de nuevo con los servicios de Ibai, fichar a Kodro y renovar a algunos jugadores que estaban más fuera que dentro.

Celta y Alavés también han aumentado sus topes pero, en su caso, por los traspasos que han realizado en el mercado invernal. Además, dado que los gastos no han superado los ingresos, LaLiga y su control financiero les han concedido un aumento salarial de 2 millones a los gallegos y 1 a los vitorianos.