Braithwaite y Kanté pugnan por un balón durante el Dinamarca - Francia de Rusia 2018.
Braithwaite y Kanté pugnan por un balón durante el Dinamarca - Francia de Rusia 2018. EFE

La selección danesa afronta esta jornada internacional en una situación realmente peculiar. El combinado escandinavo vive un auténtico motín, después de que sus futbolistas profesionales se hayan negado a ser convocados, tras no haber llegado a un acuerdo con la Federación en cuanto a la explotación de sus derechos de imagen.

Después de que el contrato expirase el pasado 1 de agosto, se han llegado a producir 26 reuniones, según ha informado la propia Federación, sin alcanzar ningún acuerdo. Por este motivo las principales estrellas de Dinamarca como Eriksen, Schmeichel, Delaney, Kjaer o Pione Sisto, han tomado la decisión de no ir con el combinado nacional.

John Jensen será el seleccionador provisional, y de momento dirigirá el encuentro amistoso que Dinamarca disputará frente a Eslovaquia en Bratislava del próximo miércoles. El que fuera ayudante de Laudrup en el Getafe asumirá el encuentro con jugadores de la segunda y la tercera división danesa y, lo que más llama la atención, con profesionales del fútbol sala.

La Federación de Dinamarca pretende resolver la situación antes del próximo domingo, porque a las 18:00 debuta en la UEFA Nations League frente a la Gales entrenada por Ryan Giggs y liderada por Gareth Bale.