Sandra Sánchez
La karateca Sandra Sánchez, durante el Europeo de Guadalajara. EFE

España se confirma como una de las grandes potencias mundiales del karate en el Europeo que se está dispuntando en Guadalajara. La delegación española lleva tres oros, uno en kumite gracias a Laura Palacio y dos en kata gracias a los reyes de esta disciplina: Sandra Sánchez y Damián Quintero.

El oro en kumite fue el primero de la jornada. Palacio se proclamó campeona de Europa en la categoría de más de 68 kilos tras derrotar en la final, por 2-1, a la vigente campeona del mundo, la griega Eleni Chatziliadou. Tras encajar un 'yuko', la española reaccionó con un 'waza-ari' que colocó el definitivo 2-1 en el marcador tras la revisión por vídeo.

La madrileña, que rompió a llorar en el podio, abrió así un sábado memorable con la primera medalla de la delegación española en estos campeonatos.

Después de la ligera decepción que supuso que el equipo femenino de kumite se quedase a las puertas del bronce tras caer en el combate con Alemania por esa presea, llegó la hora de los dominadores en kata Sandra Sánchez y Damián Quintero.

La talaverana fue la primera en revalidar su título, tras imponerse a la italiana Viviana Bottaro en una emocionante final. Quinto título para ella, que lleva una racha imparable. Instantes después fue su compañero de titulares, un Quintero que con el kata 'Anan Dai' logró una puntuación de 27.36 suficiente para ganar al turco Ali Sofouglu, uno de los favoritos a arrebatarle el oro. Para el malagueño supone el décimo título continental, sexto individual.