Lando Norris
Lando Norris, durante el GP de Francia. McLaren

"Lo hemos celebrado como si hubiéramos ganado una carrera y no nos importa", tuiteaba Marc Cox, ingeniero de pista de Lando Norris nada más acabar la clasificación del GP de Francia, y motivos tenían. McLaren ha conseguido su mejor clasificación en años, con el británico 5º y Carlos Sainz 6º, a apenas tres posiciones de ese sueño que se llama podio.

En un nuevo sábado dominado con autoridad por los Mercedes, y de nuevo con Lewis Hamilton por delante de Valtteri Bottas, la sorpresa la dieron los hombres del equipo de Woking.

Hay que remontarse muchos años para ver una posición mejor de partida de un coche de McLaren, concretamente al GP de Austria de 2016, como ha señalado el experto en estadísticas de Fórmula 1 José María Cimadevilla. Para ver un resultado conjunto tan bueno hay que ir aún más atrás: al GP de Italia 2014.

El resultado de los McLaren en buena medida se debe a la pifia de Sebastian Vettel. El alemán saldrá en una pobre 7ª posición, después de un doble fallo en la Q3 que le impidió marcar un crono en el primero de los dos intentos habituales en la tanda definitiva. El alemán, que el viernes recibía un duro varapalo de la FIA, se vio superado con mucho por su compañero Charles Leclerc, que partirá tercero, y por los hombres de McLaren.