Marc Márquez ha vivido una emotiva jornada fuera de las pistas. Ha sido en La Noguera, una protectora en la que ha visto cómo trabajan para buscar hogar a cientos de perros abandonados. Uno de ellos ha sido bautizado en su honor y por eso ha querido conocerlo.

El campeón del mundo de MotoGP cuenta que le han puesto ese nombre "porque corre mucho". "Es el perro más rápido del refugio y siempre va como una moto", cuenta el responsable de la protectora. El perro se puso muy contento al conocer a su 'tocayo', pero hace no mucho lo pasó muy mal.

"Iba persiguiendo bicicletas por la carretera y nos lo trajeron aquí para que no se hiciera daño", relata Iván. En esa protectora cuentan con 180 perros y 25 gatos que buscan hogar y la presencia de Márquez seguro que les ayuda.

El motivo de esta acción es que el día 21 de julio se celebra el Día del Perro, y el actual campeón de MotoGP se solidariza con la situación de los animales abandonados. "Odio cuando la gente regala perros. No es un regalo. Un perro dura 20 años, no siempre va a ser cachorro", dice Márquez.