Jorge Lorenzo
Jorge Lorenzo, en el circuito de Tailandia. Ducati

Jorge Lorenzo no disputará el GP de Tailandia. El piloto balear ha preferido no forzar su maltrecho cuerpo, que ya arrastraba las consecuencias de su accidente del GP de Aragón y que, tras el fuerte accidente del viernes, se ve aún peor.

Aunque los médicos descartaron alguna fractura, sí tiene una fisura en el hueso radio del brazo izquierdo. A esto se une que la lesión del golpe del Motorland (luxación del dedo pulgar del pie derecho y fractura del segundo dedo de ese mismo pie) no se ha acabado de curar, por lo que ha preferido quedarse fuera de la disputa de la carrera en Burinam. El circuito tailandés se estrena en el calendario de MotoGP.

Lorenzo ya avisaba el viernes que, pese al OK de los médicos, iba a esperar a levantarse este sábado para decidir. "Mañana veremos como me levanto para decidir si estoy en condiciones de correr o no. Quiero ver como paso la noche para tomar la decisión correcta", decía. Visto lo visto, ha preferido quedarse fuera, por el riesgo de que una nueva caída le provoque algo peor.

Esta ausencia llega en plena polémica con Marc Márquez, causante del accidente de Aragón. Chicho Lorenzo, su padre, ya ha señalado que el golpe de Jorge en los libres del viernes es algo por lo que el entorno del que será compañero de su hijo en Honda se alegra de esta situación, lo que echa más gasolina al fuego de la polémica.

Ducati no tiene sustituto para Lorenzo en este fin de semana, por lo que Andrea Dovizioso será su único representante.