Ousmane Dembélé, contra el Espanyol.
Ousmane Dembélé, contra el Espanyol. EFE

Ousmane Dembélé la ha vueto a liar: tan sólo unas horas después de que el extremo del Barça fuese clave en el contundente triunfo del equipo culé frente al Espanyol, el galo ha llegado casi dos horas tarde al entrenamiento programado por Ernesto Valverde en la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí para el domingo por la mañana.

Los futbolistas tenían que estar a las 11 de la mañana sobre el terreno de juego, pero Dembélé ha llegado un poco antes de las 13 horas, por lo que ha tenido que ejercitarse al margen del grupo, según ha informado RAC1, por haberse quedado dormido.

El extremo galo es reincidente, ya que sólo ha pasado un mes desde que se quedase fuera de la convocatoria frente al Real Betis por haber faltado al entrenamiento programado tres días antes, el ocho de noviembre, y de hecho hasta hora y media después de que comenzase el entreno, el club no pudo localizarle.

Sorprendería por tanto que Dembélé entre en la convocatoria para el partido del cuadro culé frente al Tottenham, que se disputará el próximo martes a las 21 horas, en un encuentro en el que el actual campeón de España no se juega nada, al ser ya primero de grupo.