Azafatas
Azafatas en un Gran Premio de Fórmula 1. EFE

La polémica por la presencia de azafatas en acontecimientos deportivos no cesa y llega a Barcelona donde este fin de semana se disputa el GP de España de Fórmula 1.

Así, después de que la formación política Ganemos Jerez pidiera la semana pasada la retirada de las azafatas en el GP de España de motociclismo, disputado el pasado fin de semana en el circuito de Jerez, ahora es Iniciativa per Catalunya (ICV-EUiA) quién solicita su retirada en el circuito de Montmeló, escenario del GP de España de Fórmula 1 y del GP de Catalunya de Motociclismo.

El grupo municipal de ICV-EUiA en el Ayuntamiento de Montmeló ha registrado este martes una moción para incluir en el orden del día del próximo pleno, que se celebrará el 30 de mayo, "replantear" el papel de las azafatas en el trazado barcelonés durante los Grandes Premios de Fórmula 1 y Motociclismo.

El portavoz de la formación, Jordi Manils, ha explicado que las azafatas tienen "una tarea de asistencia" y que por tanto la pueden desempeñar "hombres y mujeres de todas las edades, condición física y de cualquier estética, sin necesidad de ir semidesnudo", ha añadido.

Manils ha señalado que las prácticas actuales transmiten la idea de que "la mujer es un reclamo publicitario y sexual, respondiendo a unos cánones de belleza" y, bajo su punto de vista, no tiene cabida en una instalación que pretende ser moderna e igualitaria.

Ha justificado la petición en estas dos competiciones concretas (la Fórmula 1 que se celebra este fin de semana y el Mundial de Motociclismo, del 9 al 11 de junio) al ser un espejo para la sociedad y que siguen muchos niños pequeños, y ha precisado que "donde más se da esta discriminación de las mujeres es en MotoGP con diferencia".

Fuentes del circuito de Montmeló han asegurado que ellos se limitan a organizar el evento y que el trabajo de las azafatas es competencia del "promotor y patrocinador".