'Chicote' será el ingeniero de pista de Alonso en las 24 horas de Le Mans

Alonso y el 'doble' de Chicote en Spa.
Alonso y el 'doble' de Chicote en Spa.
TOYOTA GAZOO RACING

Los equipos grandes del Mundial de Resistencia, como es el caso de Toyota, se pueden permitir el lujo de contar prácticamente con dos estructuras independientes para cada coche en las 24 horas de Le Mans. Mecánicos dedicados específicamente a cada coche, ingenieros de datos separados y, por supuesto, ingenieros de pista que se centran sólo en uno de los dos competidores del equipo, aunque siempre bajo el mando del jefe de equipo, en este caso el holandés Rob Leupen.

El Toyota número 8 que pilotan Sebastien Buemi, Kazuki Nakajima y Fernando Alonso contará con el experimentado Rafal Pokora como su ingeniero de pista dedicado en exclusiva a ellos. Polaco de nacimiento y con sus raíces muy claras (lleva viviendo en Alemania desde 2014 y apenas chapurrea su idioma), es uno de los encargados de poner calma o tensión, pero siempre bajo la idea de controlar que nada falle en uno de los coches favoritos de las 24 horas de Le Mans.

Pese a que en el paddock del WEC es un rostro bien conocido, en España se convirtió en un fenómeno viral por una foto: esa en la que hablaba con Fernando Alonso con un gesto que le convirtió prácticamente en un doble del cocinero televisivo Alberto Chicote.

"Mi trabajo consiste en hacer funcionar a todo el equipo alrededor del coche para que podamos rendir al máximo durante todo el tiempo. Así que me dedico a 'estresar' a los pilotos, mecánicos y a todo el mundo para conseguir los resultados", admite este exigente pero amigable ingeniero. Se declara un resultadista nato: "me encanta el automovilismo, primero por la propia competición pero sobre todo por ganar". No admite un segundo puesto, y menos en un equipo en el que se sabe gran favorito.

Su aportación al equipo va mucho más allá de controlar que nada se rompa. Es el responsable de las estrategias, algo fundamental en las carreras de resistencia y, sobre todo, en las 24 horas de Le Mans. Coordinado con Rob Leupen y con el resto de miembros de Toyota, Pokora es quien decide cuándo se realizan los relevos de pilotos, quien controla el combustible y los neumáticos, el ritmo de carrera de los rivales... En definitiva, será la voz que van a escuchar Buemi, Nakajima y Alonso en las 24 horas de Le Mans.

Tras ganar las 6 horas de Spa, Pokora no era, ni mucho menos, de los más contentos. El ingeniero sabía que simplemente habían hecho su trabajo, y pese a las órdenes de equipo finales que frenaron a sus 'hermanos' del Toyota 7, era lo que se esperaba de ellos. Mucho más se alegrará si el 17 de junio a mediodía, entra el Toyota 8 en primer lugar en la meta del circuito de La Sarthe: ahí sí que este 'Chicote' se permitirá el lujo de divertirse y olvidarse de su particular 'pesadilla en la cocina' del muro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento