Casillas
El portero del Real Madrid Iker Casillas tras encajar el segundo gol del Juventus (Efe).

Iker Casillas no atraviesa por su mejor momento en el Real Madrid.

A pesar de que este 2008 ha sido su año, el inicio de la nueva temporada le ha traído al portero blanco más disgustos que alegrías.

El que es sin duda uno de los mejores porteros del mundo, y uno de los jugadores más en forma del Madrid en los últimos años -no olvidemos su apodo de San Iker-, ha tenido unos inicios titubeantes, tanto en Liga como en Champions.

El meta de Móstoles ha recibido ya 13 goles en Liga, lo que eleva su media a 1,4 goles por partido

Desde que consiguiera el Zamora la pasada campaña en la Liga y en la Eurocopa, y fuera también nominado y apoyado para el Balón de Oro, Iker acumula errores impropios en él, que le han costado un disgusto al Real Madrid, del que ha sido su gran salvador en las últimas campañas.

Si bien es cierto que su defensa no está al nivel que un club como el Real Madrid requiere,  si hacemos caso a los números, el meta de Móstoles ha recibido ya 13 goles en Liga, lo que eleva su media a 1,4 goles por partido. El año pasado, el año del Zamora, su media no llegó ni al tanto por encuentro (0,89).

En Champions la cosa no le va mejor. Iker ha recibido en cuatro partidos 5 goles, lo que hace una media de 1,25 goles por partido.

El único bálsamo en este inicio de temporada es la Selección. Hasta el partido contra Bélgica, donde se rompió el récord de imbatibilidad de España, el meta del Madrid acumuló 650 minutos imbatido con la selección de Vicente del Bosque.

La final de Glasgow, clave en su carrera

Precisamente Del Bosque fue el último entrenador que lo dejó en el banquillo. Durante la final de Glasgow en la Champions ante el Bayer Leverkusen, Iker salió de inicio desde el banquillo. Una lesión de César en la segunda parte, permitió a Casillas salir al campo y hacer uno de los partidos de su vida. Tras la consecución de 'La Novena', el meta fue denominado como uno de 'Los Héroes de Glasgow', por sus prodigiosas paradas, que significaron el comienzo de su meteórica carrera.

Ahora, 6 años después, Casillas atraviesa uno de sus peores momentos. Y el vaso se colmó ante el Juventus con el segundo gol de los transalpinos. Casillas colocó mal la barrera y Del Piero marcó a placer. Tras el encuentro, han salido voces que acusan a Casillas del fallo, como la de Guti. Además, Iker también ha reconocido que se equivocó en la colocación de la barrera.

Esto ha hecho que las alarmas salten en el Real Madrid y entre la afición blanca, que se pregunta qué le pasa a Casillas y por qué su bajo estado de forma. Nos preguntamos si el meta del Real Madrid tendría que ser suplente y dejar su puesto a Dudek. ¿Tú que opinas? Vota en nuestra encuesta.