Rafa Nadal
Rafa Nadal, agotado tras la final del US Open, espera a la entrega del trofeo. EFE

Carlos Moyá, entrenador de Rafa Nadal, pasó este lunes por los micrófonos del Partidazo de Cope y El Larguero para analizar la final del US Open en la que el manacorí consiguió la victoria en un largo maratón de cinco sets frente al ruso Medvedev.

El preparador desveló la tensión que se vivió durante el partido: "Tuvimos muchos nervios, mucha tensión, fue un partido increíble, de los más emocionantes que he visto en mi vida. Al final se llegó a la meta sanos y salvos". Esa tensión también estuvo presente incluso después del partido. "Cuando me vi con Rafa le di la enhorabuena y nos abrazamos. Estaba hecho polvo, le dieron calambres en el vestuario y no se podía poner ni los vaqueros, le tuve que ayudar a ponérselos después de la ducha. Fue increíble. Se junta el tema físico del partido con el emocional".

Sobre la carrera por ser el mejor tenista de la historia, Moyá quiso valorar los logros conseguidos hasta el momento: “Si se queda en 19 Gran Slam habrá sido una carrera increíble pero nos centramos en lo nuestro, es muy consciente de que para seguir ahí arriba tiene que seguir mejorando. Es uno de los más grandes de la historia. ¿En qué lugar le colocamos? Primero hay que dejar acabar su carrera, que esperemos que tenga muchas más victorias y luego ya analizaremos", afirmó Moyá.

Por último, habló del calendario del tenista balear para lo que resta de temporada: "Tiene que jugar la Laver Cup, otros eventos fuera del tenis, tenemos que ver todavía, esta semana tranquilamente lo vemos. La idea es que también juegue en la Copa Davis".