Bruno Hortelano
El español Bruno Hortelano durante la competición de 200 metros en Río 2016. EFE/EPA/SRDJAN SUKI

Bruno Hortelano no deja de sorprender. El velocista español sigue rompiendo moldes y derribando fronteras, décima a décima.

Hortelano, campeón de Europa de la distancia, se ha metido en la semifinales de los 200 metros lisos ganando su serie, derrotando a uno de los grandes favoritos, el jamaicano Yohan Blake y estableciendo un nuevo récord de España (20.12). El anterior, también en su poder, estaba en 20.18.

La sensación que ha ofrecido el atleta de 24 años nacido en Australia ha sido de control total. Pisó durante el lunes la pista azul de los récords, visualizó la carrera y este martes ha ejecutado la obra a la perfección. Da la impresión de que podría haber bajado de los 20 segundos si no se hubiera frenado en los últimos metros. Pero darse el capricho de mirar hacia tu izquierda y verte por delante de Blake...no hay muchas oportunidades para ello.

El último descubrimiento del deporte español ha vivido unos últimos meses frenéticos en los que, además de batir dos veces el récord nacional de 100 (10.08 y 10.06, ambos en Madrid) y tres el de 200 (20.39, 20.18 y ahora 20.12), ha corrido junto al más grande, Usain Bolt, que le sacó tres décimas el 22 de julio en Londres en la carrera en la que Bruno había establecido su récord anterior.

El velocista español se enfrenta ahora a un nuevo gran reto. El jueves de madrugada luchará por estar entre los ocho mejores, la gran final de los 200 metros. "Soñar se puede y se debe", dijo poco después.

Bolt no lo supera

En su serie, Bolt se ha paseado por la pista y a ganado con una marca de 20.28, inferior a los 20.12 de Hortelano.

Bolt ha corrido la octava serie por la calle cinco. Menos comunicativo y más serio que otras veces, el astro jamaicano, con rostro que reflejaba cansancio, se limitó a cubrir el expediente con la marca de 20.28.

Su principal enemigo, el estadounidense Justin Gatlin obtuvo su clasificación con casi tanta facilidad, ganando la quinta serie con 20.42, camino de un nuevo duelo con Usain, esta vez en la distancia que con más holgura domina el jamaicano y, por tanto, con el segundo puesto como objetivo máximo.

Sólo el canadiense Andre de Grasse, ganador de la décima y última serie con 20.09, fue más rápido que el campeón español.

El costarricense Nery Brenes, que no pudo entrar en la final de 400, se regaló aquí un nuevo récord nacional al ganar la séptima serie con un registro de 20.20, por delante del campeón de Europa de 100, el holandés Churandy Martina.

Cuatro de las diez carreras tuvieron ganadores que hablaban español: el panameño Alonso Adward (20.19 en la primera); Hortelano en la segunda, el mexicano José Carlos Herrera (20.29 en la cuarta) y Brenes en la séptima.

Las semifinales de 200 se disputarán este miércoles a las 22.00 locales (3.00 de la mañana del jueves en Europa) y la final cerrará el programa en el estadio Olímpico un día después a las 22.30.

"El récord salió solo"

Hortelano aseguró que el nuevo récord de España "salió solo", sin proponérselo, ya que sólo pensaba en "pasar tranquilamente".

"He venido pensando en pasar tranquilamente, quedar entre los dos primeros. Es un buen tiempo, le he ganado a (Yohan) Blake y espero que en semifinales me den una buena calle", comentó el campeón de Europa, que corrió por la calle ocho en la segunda serie, sin referencia visual de sus rivales.

Bruno no pensó en el récord: "Ha venido solo, he corrido sin punto de referencia en la curva, aunque sabía que los que venían por detrás eran buenos. En la recta he tenido el lujo de controlarme un poco, ver que el americano (Ameer Webb, tercero) se ha quedado y dije: ya está, entre los tres primeros, y al final he rematado a Blake".

"He controlado la carrera por eso digo que la marca salió sola, no he ido a por ella. En semis haré lo mismo, sin pensar en la final y darlo todo otra vez", prometió el velocista, que sigue haciendo historia en el atletismo español.

El reto de bajar de los 20 segundos no lo ve lejano. "Está cerca, no veo por qué no bajar de 20, la pista es buena, no sé si el viento es favorable, francamente me da igual, he venido a competir en unos Juegos y ni marcas ni nada, eso vendrá solo. El entrenamiento da para eso".