Fernando Alonso
Fernando Alonso monta en una bicicleta por el Circuito Internacional de Shangai. EFE

A quince días de que se decida el título de Fórmula 1, los rumores se acrecentan en los paddocks. Ayer, en Shanghai, la posibilidad de que el asturiano Fernando Alonso recale en Ferrari ya en 2009 eran cada vez más insistentes.

A las múltiples posibilidades que se han ido barajando en los últimos meses, ahora se suma una más. Un posible trueque entre Alonso y Kimi Raikkonen.

Ferrari, consciente del dineral que tendría que desembolsar por prescindir de Kimi, decidiría realizar este cambio de pilotos, según señalan fuentes italianas. "Es posible que Alonso aterrice en Ferrari, es posible". Esa era una de las frases más repetidas en el paddock de Shanghai.

Dado que Alonso aún no ha contestado a la oferta que le hizo Renault de continuar un año más con ellos, las hipótesis se disparan. Se le suma la mala relación de Ferrari con sus dos pilotos, incapaces de darle batalla a Lewis Hamilton en la lucha por el Mundial. Con lo que echarían el resto por Fernando.

Además, la buena relación Kimi-Renault viene de lejos, donde hace no mucho llegaron a firmar un contrato. Pero la retirada definitiva de Schumacher terminó con Kimi vestido de rojo.

Interlagos decidirá el campeón... pero también el destino de Fernando Alonso.