Alberto Contador, durante la Vuelta al País Vasco 2013
Alberto Contador llega al control de firmas previo a la salida de una de las etapas de la Vuelta al País Vasco de 2013. EFE

En un equipo danés con apoyo económico ruso, el 'gran jefe' será un madrileño con raíces extremeñas y en su camino hacia el jersey amarillo definitivo en los Campos Elíseos de París estará apoyado por un australiano, un checo, un irlandés con mucho de galo, un portugués, dos italianos y otros dos españoles. El Saxo-Tinkoff confirmó este miércoles su equipo para un Tour de Francia en el que tomará la salida con el objetivo firme de la victoria final. Una meta ambiciosa, también necesaria por la trayectoria de la formación este año en el apartado de éxitos; un objetivo posible, pero complicado ante la fortaleza mostrada por el Sky y por Chris Froome durante 2013.

Nos hemos comprometido a pensar en el grupo y creemos que esta es la formación con más garantías para lograr nuestro objetivoAlberto Contador, que en diciembre cumplirá 31 años, será ese líder y volverá a ejercer sus galones en la ronda gala después de su ausencia forzosa del año pasado, cuando arrasó el Sky de Bradley Wiggins y cuando el de Pinto apuraba la sanción con la que fue castigado tras su positivo por clembuterol en la edición de 2010, en la que logró un tercer triunfo en el Tour del que posteriormente sería desposeído en favor de Andy Schleck. El heredero de Wiggins, Chris Froome,  ha podido con Contador en todos los "ensayos" previos en los que se han cruzado. En el pasado Dauphiné, además de en la montaña, la superioridad también se plasmó contrarreloj.

En su vuelta, dirigido por el francés Philippe Maudit, aunque también tutelado desde la distancia por Bjarne Riis (el danés no es especialmente bien recibido en el Tour después de que confesara sus escarceos con el dopaje, aunque lidera uno de los principales proyectos ciclísticos del mundo), Contador estará acompañado tres ciclistas de su confianza total: el asturiano Benjamin Noval (34 años), el abulense-madrileño Jesús  Hernández (31) y el portugués Sergio Paulinho (33).

Más allá de su guardia pretoriana, junto a Contador estarán los dos fichajes más potentes de la formación danesa: el irlandés Nicolas Roche (28 años) y el checo Roman Kreuziger (27, ganador este año  de la Amstel Gold Race, la gran victoria del Saxo-Tinkoff). Y con ellos, los italianos Matteo Tosatto (uno "jovenzuelo" de 39 años) y el sprinter Daniele Bennati (32). Cierra el nueve otro de los fichajes de 2013, el australiano Michael Rogers, un veterano que en diciembre cumplirá  34 y que en 2o12 corrió en las filas del Sky, acabando el Tour en la vigésimo séptima posición, a más de 45 minutos de su por entonces compañero Bradley Wiggins.

Sentimos que el Saxo-Tinkoff va a tener un impacto muy significativo en la carrera

"A nivel personal no ha sido fácil no incluir a ningún danés en el equipo del Tour", dice Bjarne Riis, el mánager del equipo, recordando la valía e incluso la buena forma de Nicki Sorensen, Chris Anker Sorensen o Matti Breschel, incluso la del ruso Michael Morkov: "Pero nos hemos comprometido a pensar en el grupo y creemos que esta es la formación con más garantías para lograr nuestro objetivo". Y añade: "Creo que hemos conseguido una gran mezcla de corredores en forma. Tenemos escaladores potentes, tenemos ciclistas que se encargarán de proteger a Alberto en las etapas llanas y ante la presencia del viento y también estoy convencido de que cuajaremos una buena contrarreloj por equipos. Al mismo tiempo podemos competir de una manera más agresiva o con más control en función de nuestras necesidades".

El Tour de Francia 2013, la edición en la que la carrera alcanza 100 ediciones (nació en 1903, pero las dos Guerra Mundiales generaron esa década de desfase) partirá el próximo 29 de junio por primera vez desde la isla de Córcega. Una etapa en línea entre las urbes de Porto Vecchio y Bastia pondrá en juego el primer jersey amarillo y una batalla que tendrá su final el 21 de julio entre Versalles y París. "Sentimos que el Saxo-Tinkoff va a tener un impacto muy significativo en la carrera", avisa Maudit.