Los Hispanos no se confían y superan la fase de grupos con una sólida victoria ante Irán

Alex Dujshebaev, en un partido con la selección española de balonmano.
Alex Dujshebaev, en un partido con la selección española de balonmano.
RFEBM
Alex Dujshebaev, en un partido con la selección española de balonmano.

La selección española masculina de balonmano se clasificó con pleno de puntos para la Ronda Principal del Mundial de Balonmano que se está disputando en Suecia y Polonia después de imponerse este lunes con claridad (22-35) a Irán en su último partido de la fase de grupos.

España no tuvo excesivos problemas para deshacerse del combinado asiático, frente al que dio mucha mejor imagen que el pasado sábado ante Chile. Con un gran nivel ofensivo y defensivo, abrió muy pronto brecha en el marcador y no se relajó en ningún momento para ganar con comodidad y pasar con cuatro puntos a la siguiente fase, la que decidirá los cuartofinalistas, los mismos que Francia, y dos más que Eslovenia y Montenegro.

Los 'Hispanos' salieron decididos a cambiar su imagen del partido ante Chile. Jordi Ribera apostó por un 5-1 defensivo con Kauldi Odriozola en el puesto de adelantado y que se le atragantó a los de Veselin Vujovic, que encadenaron pérdida tras pérdida en ataque, sobre todo en sus continuos intentos de buscar la zona de pivote, y que pronto perdió la estela española en el marcador.

Así, pese al trabajo inicial de Siavoshishahenayati en la portería, España mandó rápidamente con buenas ventajas gracias a su buen hacer en ataque. La calidad de la primera línea de los 'Hispanos' se hizo notar y más ante una defensa que careció también de agresividad. De ello se aprovecharon sobre todo los hermanos Dujshebaev para hacer siete de los primeros 13 goles de los suyos.

La actual subcampeona de Europa dobló en el electrónico ya muy pronto al combinado asiático (6-12) y la entrada de los recambios, entre ellos el debutante Pol Valera, sustituto del lesionado Ian Tarrafeta, y de un cambio al 6-0, no bajó un ápice el rendimiento en los dos lados de la pista, con Gonzalo Pérez de Vargas también aportando en portería. Al descanso, un esclarecedor 11-21 y un 75% de efectividad en el ataque español.

España baja su eficacia en ataque, pero no la intensidad

Tras la reanudación, el combinado nacional no se relajó, pero sí que no pudo dar continuidad a su acierto en ataque, pese a que Jordi Ribera continuó probando cosas como retirar a Pérez de Vargas para atacar. De todos modos, a pesar de bajar algo, el portero manchego se encargó de que su rival no se pudiese 'acercar' en el marcador.

España siguió manejando en todo momento rentas por encima de los diez goles. Sarpooshi quiso replicar al guardameta del Barça en el lado de una Irán, que tampoco pudo sacar partido a unos minutos de sequía ofensiva española para maquillar el resultado. Los de Ribera no aflojaron y afinaron para la 'hora de la verdad' en el campeonato.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento