El adiós de Serena Williams: una carrera llena de dominio, récords y una espina clavada

La tenista estadounidense Seran Williams.
La tenista estadounidense Seran Williams.
EFE

Su adiós estaba mucho más cerca que lejos, pero pese a ello no se hace menos doloroso. Serena Williams, tras confirmarlo en Vogue, anunció su adiós al circuito de la WTA. Una de las más grandes de la historia del tenis se retira.

Aunque todo hace indicar que la menor de las Williams cerrará su triunfal carrera en el US Open, todavía no se sabe cuándo jugará su último partido. Aunque cerrarlo por todo lo alto en su país y en la Arthur Ashe, pista principal del Grand Slam estadounidense, parece lo lógico.

Una dura marcha para el tenis femenino que no ha encontrado una sucesora de su nivel, salvo que Iga Swiatek continúe su periplo triunfal a lo largo de los años. Lo demostrado por Serena Williams está en los libros y será difícil que las que vienen por detrás la consigan igualar. 

Éxitos desde su juventud

Su carrera empezó de manera meteórica. En 1999, a los 18 ya levantó su primer Grand Slam, consiguiéndolo en el US Open. El primero de sus 23 entorchados en el plano individual. De ahí en adelante, una ristra de títulos que adornan su palmarés.

La pequeña de las Williams puede presumir de haber ganado un total de 73 títulos como profesional. Destacando en ellos sus 23 Grand Slams entre el Open de Australia, Wimbledon, Roland Garros y el mencionado US Open.

Una carrera donde ha demostrado su gen ganador desde que debutase en el circuito profesional a los 14 años en 1995. Es decir, veintisiete años como profesional llenos de victorias y con algún que otro sobresalto.

A todo ello hay que sumarle sus registros como número uno del ránking. 319 semanas en lo más alto, cinco años terminados como líder y un largo reinado que solo está a la altura de jugadoras como Martina Navratilova, Steffi Graff o Margaret Court.

Única tenista en presumir del 'Golden Slam'

Palabras mayores. Serena, que siempre mantuvo un gran espíritu deportivo sobre la pista, es la única jugadora que puede presumir del Golden Slam. La estadounidense ha sido capaz de ganar todos los Grand Slams y la medalla olímpica de oro, que consiguió en Londres 2012.

Pero no se quedó ahí, ya que también lo consiguió en la modalidad de dobles, donde también ha logrado triunfar en todos los aspectos. Junto a su hermana Venus formó una dupla temible cuando se unían para disputar los torneos. 

Implacable en el dobles también

Pero si de poco se tratase, Serena no se limitó a ser la mejor en individual y también lo buscó en los dobles. También fue la número uno en el año 2010 tras una fructífera carrera. 

Catorce Grand Slams lo atestiguan y tres medallas de oro en los Juegos Olímpicos completaron su excelso palmarés. Sidney, Pekín y Londres vieron levantar la medalla dorada, colocándola como una de las referentes en el circuito de dobles, especialmente durante la primera década de los 2000. 

A un paso de igualar a Margaret Court

Sin embargo, el último gran reto de Serena en los últimos años le ha sido imposible lograrlo. Anclada desde 2017, cuando levantó Open de Australia en los 23 Grand Slams, ha estado luchando estos cinco últimos años por igualar a Margaret Court. 

La australiana, poseedora de 24 Majors, era su gran referente en la pelea por los grandes al mismo estilo que Rafa Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer. Pese a intentar todo lo posible, la estadounidense se ha quedado estancada en esa cifra y no ha conseguido empatarla en los últimos años. Igualarla en su último torneo sería el escenario ideal, sin embargo, el nivel de Serena dista mucho de aquel que le hacía una rival casi invencible en el circuito. Pese a ese pequeño lunar, la carrera de Serena Williams ha sido una de las más grandes del tenis y seguirá siendo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento