¿Quién es Lia Thomas? La nadadora tránsgenero que rompe récords en el deporte femenino y siembra la polémica

Lia Thomas, deportista tránsgenero que ha pulverizado los récords universitarios femeninos en EE UU.
Lia Thomas, deportista tránsgenero que ha pulverizado los récords universitarios femeninos en EE UU.
Instagram

Lia Thomas ha saltado a la primera plana de los medios por su aplastante victoria en la Division I de la NCAA de natación, la liga universitaria de Estados Unidos, en la que ha ganado con inmensa superioridad sobre el resto de participantes. Un acontecimiento meramente deportivo si no fuera por la polémica que lo acompaña: Lia Thomas es transgénero.

Nacida hace 22 años bajo el nombre de William, Thomas comenzó a identificarse como mujer en 2018, cuando ya competía en las categorías masculinas de natación de su universidad, Penn State, donde figuraba en el puesto 462 del ránking.

Emprendió un tratamiento hormonal para reducir sus niveles de testosterona hasta alcanzar el límite de nanomoles permitido por las normas deportivas (por debajo de 10, en el caso del Comité Olímpico Internacional) y pasó a competir contra mujeres, ascendiendo rápidamente al número uno, ganando con alta superioridad a las demás nadadoras, lo que ha puesto sobre la mesa el debate de la participación de atletas transgénero en disciplinas acordes a su género sentido. 

El deporte de EE UU estalla contra la nadadora trans Lia Thomas: un podio aparte y honores para la segunda. Finalmente, Florida proclamó "ganadora legítima" a Emma Weyant, que quedó en segunda posición.

Arrasando en la Ivy League

Como miembro del equipo de Penn State, Thomas participa en la Ivy League, la liga en la que compiten las universidades más prestigiosas del país. El pasado mes de febrero, mostró su ventaja en la media piscina (semiolímpica) al concluir la última posta con un tiempo de 4:37.32 en la prueba de 500 yardas, estableciendo un nuevo récord, muy por encima de los 4:44.83 de su primera perseguidora. 

Su ventaja, achacada por la mayoría de rivales y expertos a su condición de sexo biológico masculino, ha llevado a la NCAA a modificar sus normas para la participación de atletas trans y reducir a 5 el límite de nanomoles de testosterona durante las próximas temporadas. 

Asimismo, numerosas nadadoras pidieron su exclusión de la competición, pero el debate continúa abierto y sobre la mesa y Thomas conquistó otro oro en las 500 yardas la pasada semana, subiendo así a lo más alto del podio de la Liga Universitaria, por encima de nadadoras que lograron una medalla de plata en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio

"Es simple, no soy un hombre"

Tras conquistar la NCAA en categoría de 500 yardas estilo libre, Thomas atendió a los medios ys e mostró contundente: "Es simple: no soy un hombre. Soy una mujer así que pertenezco al equipo femenino. Las personas trans merecemos el mismo respeto que cualquier otro atleta recibe".

Pese a su declaración de intenciones y a competir cumpliendo las leyes que así lo permiten, la polémica está servida y la regulación actual en entredicho. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento