Rafa Nadal, a su llegada tras hacer historia en Australia: "Hace poco firmaba sólo poder seguir jugando al tenis"

Rafa Nadal, en rueda de prensa
Rafa Nadal, en rueda de prensa
EFE
Rafa Nadal, en rueda de prensa.
EFE

Rafa Nadal atendió a los medios de prensa tras su victoria en el Open de Australia y analizó tanto el campeonato como su momento de forma actual y su futuro inmediato en el mundo del tenis de máxima competición. Su último éxito le ha colocado como el primer tenista en conseguir 21 Grand Slam en la historia del tenis, superando a sus dos grandes rivales, Roger Federer y Novak Djokovic.

"El tenis siempre te da alguna opción. A la hora de ganar los partidos, cuando hay la opción de conseguir algo muy importante, siempre hay ese vértigo. Lo tenemos todos. Si te mantienes cerca, puede que haya una opción, y lo que parece imposible, a diferencia de otros deportes, pasas de estar en una situación crítica a que te cambie por completo el panorama", comenzó diciendo el tenista español.

Sobre la propuesta de que el aeropuerto de Mallorca lleve su nombre

"Si la gente que tiene que decidir eso cree que es lo adecuado, quién soy yo para negarme. Pero es algo que ni sé ni me ha llegado ninguna noticia. Si la gente que lo decide cree que es positivo para la isla, yo encantado".

Primer pensamiento tras ganar

"No puedes pensar con claridad. Estás con tensión, nervios y agotamiento. Era un partido muy importante, pero al mismo tiempo estar en esa situación ya era un regalo increíble. No voy a negar que estaba nervioso antes de la final porque sé que me estoy jugando algo muy importante, pero así como otros años llegas a Australia bien preparado esta vez llevo meses muy malos, con demasiados problemas, sin poder entrenar bien... Y después pasó lo del virus. No pude encadenar una semana buena de entrenamientos".

"Se han dado las circunstancias adecuadas. Ha habido momentos en los que la suerte ha estado de mi lado. Pero también es cierto que he jugado infinitamente mejor de lo que hubiéramos soñado cualquier de mi equipo. Que el físico haya aguantado era muy difícil de imaginar".

Sobre su calendario a partir de ahora

"Primero descansar y después analizar las cosas con tranquilidad. Lo que vaya a pasar con Acapulco es en función de un espacio de tiempo muy corto, por lo que hay que analizar bien la situación viendo cómo está mi cuerpo".

¿Qué se lleva de Australia?

"El trofeo y un apoyo incondicional de la gente. Ha sido una experiencia espectacular. Se ha conseguido algo que es especial y además algo que para mí también es muy especial que es haber jugador contra grandes jugadores y rendido, también en los entrenamientos. Es muy importante para el futuro, para habérmelo pasado bien. Me he sentido sorprendentemente bien y competitivo contra todos los jugadores. El entrenamiento es cuando empiezas a sentir que no estás lejos, pero lo tienes que confirmar en competición".

¿Cómo va a celebrarlo?

"Las circunstancias dejan poco margen de celebración. Tengo ganas de estar con la familia y los amigos. La situación de virus es complicada y tengo que cuidarme y cuidar a las personas".

¿Puede seguir a este nivel?

"Me veo con muchas más opciones de seguir jugando a un nivel alto ahora mismo que hace cuatro semanas. El físico ha aguantado y eso es una inyección de confianza y energía para seguir adelante. Tengo la determinación y la motivación para seguir".

¿Cómo evolucionó en Australia?

"Yo ya no pienso en ganar. Cómo voy a pensar en ganar si llevo seis meses sin jugar ni entrenar bien. Al final gano el primer torneo y es un paso adelante. A partir de ahí hay varios momentos claves, varios entrenamientos contra los mejores del mundo en los que juego de tú a tú. Después está el tercer partido que fue un paso muy importante porque era contra un jugador de nivel alto, que ha estado entre los diez mejores. A partir de ahí empiezas a respirar de otra manera. Sabes que está todo muy difícil, pero mis sensaciones eran buenas".

¿Cómo se pasa de pensar si podría jugar de nuevo a ganar en Australia?

"Supongo que como todo el mundo. Somos personas antes que deportistas. Tenemos momentos mejores y peores. Hay veces que las cosas no van de una manera adecuada para poder prepararte como te gustaría, pero cada cual tiene sus objetivos y sus ambiciones. Hasta hace un mes o así no estaba apto para pelear por mis objetivos. Hay cambios en la vida y son momentos en los que no sabes qué va a pasar, pero sigues porque no queda otra. Si hay algo que he hecho bien a sido seguir, venir a entrenar con una actitud adecuada. He trabajado bien en el gimnasio, que no es algo que me guste especialmente, intentando sumar cuando las cosas iban mal". 

¿Tienes objetivos que no has logrado aún en la vida?

"Sí. Nunca he tenido una ambición desmesurada, sino sana. Lo que me motiva es que me gusta hacer lo que hago. Ésa es la realidad. Me gusta entrenar, me gusta competir. Disfruto de lo que hago. Sé que tiene una fecha de caducidad y sé que no es para siempre, pero mientras tenga la capacidad de poder seguir disfrutando ésta es mi ilusión más que cualquier otra".

¿Cómo de importante es su equipo de trabajo?

"Me ayuda claramente. No sólo es mi equipo. Son amigos, son compañeros. Hay momentos en los que necesitas más a compañeros y amigos que a un equipo de trabajo. Tengo a la gente adecuada conmigo. Y a la familia también. Gracias a ellos estoy donde estoy".

¿Cuántos Grand Slam cree que podrá ganar?

"No tengo ni idea. Hace poco firmaba sólo poder seguir jugando al tenis. Mi discurso no cambia. A día de hoy somos nosotros tres [Djokovic, Federer y él] y me encantaría ser el que tenga más Grand Slam, pero me obsesiona cero. No creo que 21 sean suficientes para ser quien más tiene, pero el futuro dirá lo que tenga que pasar. A partir de ahí me siento un afortunado de la vida. Hemos conseguido más de lo que hubiéramos soñado cuando éramos niños".

Sobre la posibilidad de ser más selectivo con los torneos

"Si juego menos dejo de ser tenista, porque menos no puedo jugar. En estos dos años he jugado en ocasiones muy contadas. Lo que me planteo es jugar más de lo que he jugado. Entre seis y ocho torneos al año no es nada dentro de un circuito profesional. Lo que me gustaría es tener más opciones de no tener que ser tan selectivo, pero siempre hay que tomar decisiones en función de lo que es mejor para mi tenis, para mi felicidad y para la salud".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento