Australia 'echa' a Djokovic: un aplastante 83% de su población, a favor de la deportación del serbio

¿El serbio se despide de Australia sin jugar?
¿El serbio se despide de Australia sin jugar?
EFE
Alex Hawke, ministro de Inmigración de Australia, ha anunciado la cancelación del visado de Novak Djokovic de manera inmediata. El político ha usado la sección 133 de la Ley de Migración para tomar el primer paso para deportarle, pese a que el juez había dictado en contra.
Wochit

Australia ya ha tomado una decisión: cancelan el visado a Novak Djokovic. El desarrollo de los hechos no ha ayudado al serbio. Desde la decisión de la justicia de permitirle permanecer en el país, las noticias que han ido surgiendo no ayudan a la imagen del tenista y, de hecho, han acabado condenando su permanencia en el territorio.

Sobre todo, el "error humano", como él lo describió, en su declaración de entrada, donde afirmaba que no había viajado en los 14 días posteriores a su positivo pese a haber estado en España, según las imágenes que han trascendido. Los resultados de una encuesta realizada en Australia tampoco ayudaban nada a Djokovic.

El cuestionario conducido por NewsCorp para prestigiosos medios locales como Herald Sun y The Daily Telegraph, desvela que un 83% de los 60.000 australianos consultados quería que el número uno del mundo sea deportado. Todo ello, cuando se cumplía una semana desde que se le retirase su visado a la llegada al aeropuerto de Melbourne.

Una semana protagonizada por las idas y venidas del caso, que también investiga un supuesto falso PCR positivo presentado por Djokovic, poco más de una semana después de que se anunciase que pasar la enfermedad valía para entrar en el país sin estar vacunado.

El tenista y el mundo del deporte aguardaban a la decisión del Ministerio de Inmigración, Alex Hawke, que finalmente decidió usar sus poderes especiales y retirarle el visado. La presión creció notablemente en las últimas horas ahora tras los resultados de la encuesta

El pueblo ha hablado y los mandatarios han escuchado. No es casual que Scott Morrison, primer ministro y por tanto máximo responsable de lo que decidiera Hawke, se encuentre en pleno proceso de reelección.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento