El silencio de Lewis Hamilton enciende las alarmas: ¿está planteándose la retirada de la Fórmula 1?

Lewis Hamilton, con el equipo Mercedes
Lewis Hamilton, con el equipo Mercedes
LAT Images / Mercedes AMG F1

Lewis Hamilton firmó su última renovación de contrato en verano y era para dos años, 2022 y 2023. Habida cuenta de que empezó 2021 sin contrato porque lo que parecía una negociación fácil se enquistó hasta límites insospechados, (y firmó solo por un año), para Mercedes fue una tranquilidad afrontar la segunda parte del campeonato con su líder atado y bien atado.

No vieron venir que la temporada se les iba a complicar hasta el punto de que se encuentran en una crisis existencial que puede derivar en la retirada de Hamilton sin ni siquiera empezar esos dos años de contrato que tiene firmados.

La posibilidad está encima de la mesa, y el run-run ya orbitaba en el paddock de Abu Dhabi mucho antes de esa legendaria última vuelta que dio el Mundial a Verstappen: si Hamilton perdía el título, ¿se retiraría? El silencio posterior de los responsables de Mercedes, el conato de denuncia a la FIA y el boicot a la gala, a la que ni el piloto ni el jefe Toto Wolff acudieron para recoger los galardones a subcampeón del mundo y campeón de constructores, dieron paso a unas declaraciones que suenan más a amenaza mediática que a una realidad... o no.

Un silencio que preocupa a sus fans

Mientras las trincheras de Hamilton y Verstappen empiezan a enfriarse, el silencio del primero hace que empiece a cundir el pánico en sus filas. Muy lejos de apagar ese rumor, Wolff, en sus primeras palabras después de retirar la apelación del GP de Abu Dhabi y conceder a regañadientes la derrota, no han hecho más que agravar el temor de una retirada prematura.

"Nos va a tomar un tiempo digerir lo ocurrido el domingo. Creo que nunca lo superaremos. No es posible. Me encantaría que Lewis continuara compitiendo, porque es el mejor piloto de la historia, y lo abordaremos en los próximos meses. Creo que, como piloto, su corazón le dirá ‘necesito continuar’, porque está en la cima de su carrera. Pero tenemos que superar el dolor provocado el domingo, porque él es un hombre con unos valores claros y le resulta muy difícil entender lo ocurrido", dijo Wolff en una rueda de prensa.

La tesis de que Hamilton fue robado de un título que merecía está sobre la mesa. La maquinaria mediática británica no ha cejado de añadir carbón a esa locomotora desde el mismo domingo de Abu Dhabi, y el silencio de Hamilton no hace más que dar oxígeno a los rumores. Además, la llegada de un nuevo presidente a la FIA no solo no ha tranquilizado la situación, sino todo lo contrario: una de las primeras palabras públicas de Ben Sulayem han ido dirigidas a Hamilton para advertirle de que puede ser sancionado.

El precedente de Rosberg

Mercedes ya sabe lo que es perder de golpe a un campeón. Nico Rosberg se retiró apenas unos días después de ganar el título en 2016, totalmente agotado de la lucha psicológica con su otrora gran amigo. Hamilton tiene la posibilidad de superar los siete Mundiales de Michael Schumacher, un récord que se le ha escapado por muy poco en este 2021, pero quizá ese no sea un reto (el último que le queda) suficientemente atractivo para el piloto más laureado de la historia.

Mientras tanto, sin noticias de Hamilton. Ni un tuit, ni una story, ni un post... Nada de nada desde el 12 de diciembre, fecha del histórico GP de Abu Dhabi en el que Max Verstappen rompió su ciclo victorioso. Un silencio reflexivo que, en los últimos años, nunca se había prolongado tanto. ¿Anticipación de un anuncio? Esa es la gran duda que, ahora mismo, ni en Mercedes se atreven a contestar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento